El seguro del coche es un servicio que protege tu vehículo o el de los demás en caso de que haya algún percance automovilístico.

Según la legalidad vigente, es obligatorio la contratación de al menos un seguro que cubra daños a terceros. Este seguro en caso de accidente no te arregla el coche, pero si que arregla el coche de la persona con la que has chocado en caso de colisión(y el de esa persona arregla el tuyo si esa persona ha tenido la culpa del mismo).

Tener un seguro es imprescindible para conducir, no sólo por cumplir la ley, sino porque llevar un buen seguro, nos hace tener una mayor seguridad al conducir. Imagínate que no fueran obligatorios los seguros y colisionas contra un coche, le tendrías que pagar la reparación, la cual podría ascender a miles de euros, el precio del seguro del coche de varios años.

El seguro suele tener un pago anual(algunos permiten mes a mes), que suele coincidir con el período de la paga extra de navidad, para que así los conductores lo puedan pagar sin problemas. Aún así, para la gente que no sepa ahorrar, puede ser un golpe duro a la economía, especialmente si eres joven, ya que es bastante caro para pagar de una sola vez.

Esto puede echar para atrás a muchas personas a la hora de tener el coche, ya que este es uno de los múltiples gastos que el coche genera, algo que no todo el mundo puede permitirse.

Sin embargo, aunque no se pueda eliminar el precio del seguro, si que hay pequeños trucos y consejos para pagar lo menos posible en el seguro del coche, lo cual también puede ser válido para el seguro de la moto o ciclomotor. Con este artículo, seguro que ahorras dinero en el seguro, garantizado.

Instrucciones para ahorrar en el seguro del coche

  1. Coge sólo lo que necesites:
    El primero error que comete la gente a la hora de contratar un seguro es que coge o más o menos de lo que necesita, lo cual siempre le hace perder dinero .Si eres un conductor muy prudente, que nunca tiene accidentes y que necesita ahorrar dinero, es mejor contratar un seguro a terceros, ya que a largo plazo aunque tenga un accidente, te saldrá más barata la reparación que el seguro a todo riesgo todos los años. Si en cambio, eres un bala perdida que suele tener accidentes, pon el seguro a todo riesgo. Aunque ahora pagues más dinero, a la larga vas a ahorrar y vas a tener mejor economía. Si no coges el coche más que una temporada al año, es mejor que quites el seguro y des de baja el coche los meses que no le uses, para no tener que pagar nada.
  2. Compara seguros:
    Los comparadores de seguros son bastante útiles, ya que te permiten comparar miles de seguros online con tan solo un click de ratón. Hay páginas muy famosas como Balumba o Rastreator, que comparan todos los seguros del mercado enseguida. Entra a una de estas páginas y sigue las instrucciones, poniendo lo que quieres exactamente(a todo riesgo, coche, moto, terceros)… A continuación, la página te sacará una serie de seguros ordenados por precio, pudiendo escoger el seguro más barato de todos fácilmente. De esta manera, puedes ahorrar cientos de euros teniendo lo mismo.
  3. Si eres joven, ponte de segundo conductor:
    Como los jóvenes somos imprudentes, solemos tener más accidentes que la gente más mayor. Esto las compañías de seguros lo saben, por lo tanto, suelen poner el precio del seguro más alto a los menores de 25 años, un precio prohibitivo para muchas personas. Hay una forma de “engañar” al seguro y pagar menos, se trata de poner el seguro a nombre de tu padre o madre y ponerte a ti de segundo conductor. Además si tu padre tiene el seguro con la misma compañía que el tuyo, seguramente le hayan descuentos en tu seguro. Al final puedes pasar de pagar 500 euros a pagar 150 si pones a alguno de tus padres de primer conductor. Eso si, el podrá coger legalmente el coche cuando quiera, así que ojo.
  4. No tengas ningún percance:
    El seguro está para ganar dinero, no para perderlo. Por esta razón, el seguro da una serie de bonificaciones a la gente que no tiene accidentes. Esto es sencillo, la gente que no tiene accidentes es la gente más rentable para el seguro, ya que sólo reciben dinero y nunca pagan nada, por lo tanto, se pueden permitir bajarles la cuota del seguro. Si circulas a la velocidad permitida, no haces locuras en la carretera, respetas las señales y por lo tanto no tienes accidentes, el seguro te bajará la cuota año a año. Ten en cuenta que si luego tienes accidentes, las bonificaciones bajarán, así que la mejor manera de pagar menos de seguro es no necesitandolo.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.