El embrague del coche es una de estas piezas que son bastante importantes para nuestro coche, aunque sean piezas de estas que no se vean a simple vista. 

Un embrague es una pieza clave en coches manuales, ya que es el responsable de abrir la caja de cambios para permitir el cambio de marchas manual. Cuando pulsamos el embrague, le estamos diciendo al coche que vamos a cambiar de una marcha a otra.

Cuando el embrague nos empieza a fallar, empezamos a notar fallos al hacer los cambios de marcha. Algunas marchas nos entran mal, otras no funcionan, tenemos que pisarlo demasiado fuerte, se nos cala el coche y muchas cosas más que nos pueden pasar.

Aprende aquí: Cómo Cuidar el Embrague de un Coche

Entre las consecuencias de un embrague en mal estado, tenemos algunas consecuencias leves, como que el coche vaya mas ahogado o que algunas marchas funcionen de una manera correcta.

Lo malo es que también tenemos unas consecuencias graves, como por ejemplo rotura de la caja de cambios o problemas de motor, pasando por accidentes de tráfico por no controlar las marchas, que te podrían causar incluso la muerte.

Por este motivo, es imprescindible mantener los embragues de los coches siempre en un buen estado. Si no lo mantienes en buen estado, al final tendrás que lamentar males mayores cuando tengas todo el sistema de caja de cambios de tu coche estropeado.

Lo malo es que no siempre los indicadores de que el embrague están estropeados son visibles. En algunas ocasiones, estos indicadores son totalmente silenciosos, ya que ocurren sin que nos demos cuenta y de repente pueden derivar en cambios más graves.

Desde la sección vehículos y motor de doncomos.com, vamos a enseñarte como puedes saber cuando debes cambiar el embrague de tu coche, para así evitar todo tipo de accidentes de tráfico, averías y daños en el coche. Presta mucha atención, porque las instrucciones van a comenzar.

Instrucciones

  1. Rasca:
    Uno de los primeros síntomas de que el embrague del vehículo está dañado, es que las marchas rascan un poco cuando las metemos. Definimos como rascar el hecho por el cual las marchas hacen ruidos raros cuando se meten, ruidos que no haría en un estado normal. Vamos a notar como que nos cuesta que la marcha entre, como hay sonidos raros al pasar algunas marchas y como notamos incluso una vibración en el pedal del embrague cuando queremos cambiar de marcha. Si empezamos a notar que el coche rasca, ya debemos empezar a pensar en cambiar el embrague a otro más moderno.
  2. Pasada de revoluciones:
    Otro de los primeros síntomas inmediatos que vemos cuando tenemos el embrague estropeado, es que el coche no cambia, sino que se nos pasa de vueltas. Cuando vemos que el coche empieza a revolucionarse, a sonar muy fuerte, pero seguimos llendo a baja velocidad, es que la marcha no ha entrado bien. Cuando una marcha no entra bien, significa que algo va mal. En algunas ocasiones, puede ser que tú hayas metido mal la marcha, pero eso pasa alguna vez cada muchísimo tiempo y nos solemos dar cuenta de ello. En cambio, si el fallo es frecuente(sobre todo si es en una marcha concreta) y va a acompañado con rascar(ver el punto 1), ya debemos empezar a preocuparnos por cambiar nuestro embrague antiguo, por uno un poco más moderno que nos permita tener la caja de cambios en perfecto estado de revista.
  3. El coche se cala:
    Otro síntoma de que nuestro embrague está dañado es que el coche se cala. Si no sabes lo que es calar un coche, te diré lo que es. El calamiento de un coche ocurre cuando aceleramos y no hay una marcha bien metida, algo que suele ocurrir cuando levantamos muy de golpe el embrague, ya que el coche se habrá quedado sin fuerza. Si nunca se nos cala el coche pero ahora ha empezado a hacerlo más de lo normal, significa que el disco está dañado. Aunque estemos presionando el embrague, el coche no detecta que los estemos haciendo por culpa del disco dañado, por lo tanto, vamos a notar como se cala el coche el cual se ha quedado sin fuerzas.
    Cuándo debo cambiar el embrague del coche 
  4. Cambiarlo por precaución:
    Todas las piezas de un coche se deben cambiar cada cierto tiempo, aunque no nos haya dado ningún tipo de error. En el caso del embrague, no iba a ser algo diferente, ya que es una de las piezas que más se desgastan y por eso es prevenir que curar. Normalmente la cantidad de kilómetros recomendada para cambiar el embrague son 10.000 kilómetros, una cantidad que parece alta, pero a la que llegarás pronto si utilizas mucho el coche, así que ten cuidado. Esto también dependerá del uso que le demos al coche, de la calidad del embrague que tengamos instalado, de la velocidad a la que solamos circular y del modelo del coche. Para más información, consultar el manual de fabricante de tu vehículo.
    Cuándo debo cambiar el embrague del coche 
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.