Lavar una moto es una tarea bastante importante en nuestra vida cotidiana, sobre todo si somos de estos moteros que amamos nuestra moto más que nada en el mundo.

Para muchas personas, la moto es como una hija más en la familia. Un vehículo en el cual pueden sentirse libres, jóvenes de nuevo y disfrutar de la velocidad mientras les hondea el viento en la cara.

Lo malo de las motos es que como todo lo que se usa mucho, se ensucian. En estos casos he conocido de todos, algunos que cuidan todas sus motos como si fueran hijos, ya que las limpian todos los días y las tienen impolutas.

Otros en cambio las tienen descuidadas completamente, llenas de suciedad, lo cual daña mucho la estética de la motocicleta, haciendo que no sea ya la moto tan bonita como lo era en el momento de comprarse nueva.

Estos dos artículos relacionados también te interesarán: Cómo Lavar una Moto en Casa y Cómo Lavar una Moto

La moto se debe limpiar, ya que la suciedad no solo es capaz de estropear la estética de la moto, sino que también tiene otras consecuencias más graves, como la corrosión de la carrocería, daños en partes internas del motor y daños en la electrónica de la moto.

Al final no limpiar te puede salir muy caro, ya que tu vehículo favorito podría acabar totalmente estropeado por culpa de una mala práctica que no cuesta nada. Seguramente no quieras estropear tu motocicleta, entonces no veo que tengas ninguna razón de peso para no limpiar tu motocicleta, así que debes hacerlo si o si a partir de ahora.

Si eres de estos que quieren limpiar la motocicleta pero no sabe por donde empezar, estás en el lugar correcto, ya que te voy a enseñar poco a poco como limpiar tu motocicleta, para que vuelva a brillar tanto por dentro como por fuera, manteniéndose en perfecto estado tanto estético como en el interior.

¿Que necesitas para lavar mi moto?

  • Un trapo.
  • Agua y jabón.
  • Un aspirador.

Instrucciones para lavar mi moto

  1. Limpiar el polvo:
    Lo primero que vamos a hacer para limpiar la moto es limpiar la parte de afuera, es decir, limpiar el polvo de la parte exterior de nuestro vehículo favorito. El polvo es una de estas cosas que parecen inofensivas, pero que pueden ser dañinas si se acumulan demasiado. El polvo se acumula muy poco a poco en la moto, haciendo que se queden restos en la moto, dañando mucho su estética. Esta practica se hace pasando un trapo del polvo por la moto, para ir quitando las pequeñas partículas de polvo que hayan podido quedar pegadas en nuestra moto. Esto lo vamos a hacer todos los días, ya que así vamos a asegurarnos de dos cosas. En primer lugar, vamos a coger el hábito de ser personas limpias y cuidadosas con nuestra moto, haciendo que luego nos cueste menos hacer las limpiezas grandes.En segundo lugar, vamos a eliminar el poco polvo que hay todos los días, haciendo que no haya ni una sola mota de polvo en nuestra moto, lo cual hará que no se acumule polvo de la misma.
    Cómo lavar mi moto
  2. Limpiar la suciedad:
    Cuando tenemos una moto de motocross o nos gusta mucho viajar por sitios con suciedad, debemos limpiar nuestra moto algo más a menudo que el resto de personas, además de más a fondo. Limpiar la suciedad de nuestra moto a fondo es imprescindible si tenemos la moto muy sucia del campo, para evitar que esa suciedad se acumule y sobre todo por tema estético. Esto lo haremos con agua y jabón, frotando sobre la parte que queramos limpiar y frotando fuerte hasta que no quede nada. Mucho cuidado con las zonas delicadas como el motor y la electrónica, en la cual vamos a tocar lo menos posible. Antes de arrancar la moto, vamos a dejar secarla un rato, para que el agua no pase al sistema eléctrico y que no haya ninguna posibilidad de algún tipo de sobrecarga o algo parecido.
  3. Aspirador:
    Por último pero no menos importante, vamos a utilizar un aspirador para quitar la última parte del polvo que haya quedado en nuestra moto. Esto va a hacer que nuestra moto quede completamente libre de polvo, ya sea por dentro y por fuera. El trapo no consigue atrapar todas las partículas de polvo, además de que no llega a las que están en el interior de la moto. Por esta razón vamos a usar la aspiradora, ya que la aspiradora puede atrapar todas las partículas de polvo y dejar la moto limpia. Primero vamos a limpiar la moto por fuera y finalmente hacerlo por dentro, a muy baja potencia para evitar dañar algún componente interno de la moto. Esto lo vamos a hacer aproximadamente una vez a la semana, al igual que lo de limpiarla con un trapo con agua y jabón, a menos que hayamos salido de viaje largo, en el cual, habrá que hacer una limpieza antes y después del mismo.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.