Cuando queremos comprar una moto, tenemos un montón de dudas al respecto. Comprar una moto usada puede ser una buena opción, ya que aunque ya haya sido usada antes por otra persona y no la estrenemos nosotros, nos aporta otro tipo de ventajas que debemos tener en cuenta.

En primer lugar, el precio, ya que al igual que ocurre con los coches, una moto usada es mucho más económica que una moto nueva, pudiendo conseguir una moto a bajo precio, el cual puede ser 10 veces menor que lo que vale un modelo similar nuevo que al final te va a dar el mismo uso.

En segundo lugar debemos tener en cuenta que una moto usada ya está matriculada, por lo cual, esos gastos nos los vamos a ahorrar, no teniendo que pagar absolutamente nada de extra al comprarla por términos de matriculación.

Sin embargo, no todo va a ser bueno para las motos usadas, ya que a veces puede ser que el antiguo dueño no haya cuidado las motos correctamente y por lo tanto, tengan algunos fallos que hagan que no funcionen correctamente.

Por ejemplo he conocido casos de gente que ha vendido motos con el motor a punto de romperse y personas que han comprado motos robadas, con el correspondiente lío judicial que ello conlleva.

Pero no te desanimes, ya que comprar una moto usada sigue siendo buena opción, solo que debes dejarte ayudar por alguien que entienda sobre este tema para asesorarte en la compra y que te salga lo mejor posible.

Para eso estamos en doncomos.com, para ayudarte y por eso hoy, directamente desde nuestra sección de motor hoy te vamos a enseñar como puedes comprar una moto de segunda mano con el menor riesgo posible, al mejor precio posible y de la mejor calidad posible. Así que presta mucha atención y sigue todos los pasos al pie de la letra.

¿Que necesitas para comprar una moto usada?

  • Conexión a internet.
  • Carnet de moto.
  • Algo de conocimiento en términos de motos.
  • Sentido común e inteligencia.

Instrucciones para comprar una moto usada

  1. Buscar la moto en internet:
    Antiguamente solo se podía comprar una moto directamente a un particular que hubiera puesto algún anuncio en el periódico o que fuera amigo tuyo, o bien comprarla en el concesionario de segunda mano. Ahora gracias a internet, podemos comprar directamente a un particular de una forma sencilla, fácil y eficaz. En páginas web conocidas como segundamano, milanuncios y demás páginas web del estilo, podemos buscar una moto de segunda mano acorde a nuestras necesidades. Busca una moto que te entre dentro del presupuesto, que tenga la cilindrada que tu buscas, la estética que tu buscas y por supuesto, que tenga a un dueño que si es posible, sea alguien de fiar que no te vaya a estafar. Una vez tengas claro que moto quieres comprar, podremos pasar al paso siguiente.
    Cómo comprar una moto usada
  2. Hablar con la persona y preguntar detalles:
    Ahora que ya has decidido la moto que te vas a comprar, es hora de hablar con el dueño de la misma para ver si la compra va a ser buena o no. Vamos a mandarle un mensaje a esa persona, para decirle que estamos interesados en comprar su moto. Podría ser que la moto ya haya sido vendida y que la persona no haya quitado el anuncio de internet, si eso pasa, vuelve al paso 1. Si está interesado en vender y no lo ha vendido, ya puedes empezar a hacerle preguntas al dueño de la moto. Estas preguntas deben estar relacionadas con detalles que falten en el anuncio de la moto, como por ejemplo  las averías que haya tenido, piezas que se hayan cambiado y kilometraje real. SI te convencen sus respuestas, concreta una cita con el para comprar la moto.
    Cómo comprar una moto usada
  3. Ver la moto en persona:
    Ahora que has quedado con el, ya podrás ver la moto en persona para ver por ti mismo si la moto merece o no la pena. Aquí debes poner en práctica tu inteligencia y capacidad de observación para observar el estado de la moto, viendo si tiene marcas de uso o no. Si por ejemplo, tiene los manguitos muy desgastados, la moto está muy usada y puede ser que de problemas, si la moto está muy desgastada por los lados, significa que es una moto que va bien por terrenos abruptos y que aguanta bien el tipo. Sigue mirando bien todo y si ves que es de tu conformidad, queda dar el último paso, probar la moto.
    Cómo comprar una moto usada
  4. Hacer pruebas:
    Si el vendedor es serio, seguramente no le importe que pruebes la moto, si no te deja probar la moto, significa que seguramente esté tratando de estafarte, así que ten cuidado con esa gente. Si te deja probarla, primero arranca la moto y comprueba que tal suena la moto, a continuación, monta en la misma e intenta someterla a pruebas tanto a baja como a alta velocidad para comprobar la caja de cambios, pasa de unos terrenos a otros para comprobar su funcionamiento en otros terrenos(sobre todo si la moto es de cross) y finalmente prueba a ver que tal van los frenos. Si la moto es de tu conformidad, ya puedes pagarle la moto al titular y firmar los papeles de la transferencia del vehículo.

Consejos para comprar una moto usada

  • Regateo: Si quieres la moto más barata, intenta ofrecer un precio menor al que esperas. Si por ejemplo te pide 3000 euros y tu esperas obtener 2500, ofrécele 2000 para acabar llegando a un acuerdo por 3000.
¿Te ha gustado?