Los coches son unas de las máquinas más habituales en todos los hogares. Es muy raro el hogar en el que no se cuenta con un coche y en la mayor parte de ella se cuentan con varios. Desde hace varias décadas la industria automovilística y del motor ha fijado su objetivo en desarrollar y diseñar coches duraderos de gran calidad a un precio bastante asequible. Como consecuencia nos encontramos ante coches muy fuertes y resistentes que no necesitan demasiado mantenimiento ni trabajos de reparación. Sin embargo esto no debe llevarnos a equívocos y pensar que no necesitamos realizar ningún trabajo de mantenimiento. Como ocurre con todas las máquinas mientras mejor tratemos y cuidemos a nuestro coche más tiempo nos durará.

De esta forma conviene estar al tanto de unos mínimos cuidados que hay que llevar a cabo a lo largo de todo el año. Una cuestión muy importante es la de cómo cuidar el coche en verano. Cuidar el coche en verano no suele ser una de las preocupaciones de la mayoría de las personas ya que estas suelen focalizarse más en los cuidados específicos que hay que llevar a cabo durante el invierno. Sin embargo cuidar el coche en verano es igual de importante que cuidar el coche en invierno.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar el coche en verano presta mucha atención a lo que viene a continuación. En el apartado referente a las instrucciones podrás ver detalladamente los pasos que debes seguir para cuidar el coche en verano.

¿Que necesitas para cuidar el coche en verano?

  • Un coche
  • Algo de tiempo libre

Instrucciones para cuidar el coche en verano

  1. Aparcamiento: presta mucha atención al lugar en el que aparcas. Ten en cuenta que aunque en el momento en el que tu estés aparcando el lugar puede estar en sombra a medida que el sol se desplaza en el cielo el aparcamiento puede dejar de recibir la sombra. Si vas a tener tu coche aparcado durante mucho tiempo debes ser muy consciente de esto ya que no es bueno que el coche se mantenga expuesto a muy altas temperaturas durante mucho tiempo.                                                  car-172905_640
  2. Limpieza: la limpieza es un tema mucho más importante de lo que podría parecer en un principio. La mayoría de las personas solo lavan sus coches por una cuestión de higiene y estética. Sin embargo la limpieza del coche también tiene importantes consecuencias en el buen funcionamiento de tu coche. Lava el coche periódicamente y, si puedes, aplica cera con absorbente de rayos ultravioleta. De esta forma estarás protegiendo la pintura de tu coche de cualquier daño que podría causar la acción del sol.auto-519826_640
  3. Ojo a la temperatura del motor: no dejes que exceda los 90 grados.                                                                       back-654490_640
  4. Controla el freno: las altas temperaturas y los frenos no suelen congeniar demasiado bien. Asegúrate de no forzar demasiado tus frenos. Lo mejor es que utilices tu motor y el cambio de marchas para frenas siempre y cuando puedas.
  5. Disfruta: si has seguido todos nuestros consejos no debes preocuparte por el estado de tu cochee ya que este será óptimo. Disfruta de tu coche y del buen tiempo del verano. Tomando las precauciones necesarias el calor no tiene por qué ser enemigo de tu coche.

Consejos para cuidar el coche en verano

  • Los trabajos de revisión, mantenimiento y reparación son muy importantes para alargar la vida útil de un coche. Si no sabes cuáles son estos trabajos, no sabes cómo hacerlos o simplemente no cuentas con el tiempo suficiente para ello debes acudir a un profesional. Acude a un taller automovilístico de forma más o menos periódica para asegurarte de que todo esta bien. Recuerda que los trabajos de mantenimiento ayudarán a que tu coche no se averíe. De esta forma conviene pagar por estos servicios que no esperar a que el coche sufra una seria avería ya que de esta forma terminarás pagando mucho más.
  • Aunque la mayoría de las personas no se preocupan demasiado de su coche en verano, y se centran en los cuidados que los automóviles tienen que recibir en invierno, conviene que continúes con tus labores de mantenimiento y reparación durante esta época. De esta forma el coche llegará totalmente listo y en buena forma para afrontar la estación del invierno que es la más dura.
¿Te ha gustado?