Cada ver resulta más complicado escoger un coche con la cantidad de modelos, extras, equipamiento y tipo de motores que existen en la actualidad.

A continuación le mostramos una guía rápida con los principales puntos que tiene que tener en cuenta.

¿Qué tengo que hacer para escoger un coche?

Instrucciones para escoger un coche

  1. Antes de ir al concesionario a elegir un coche, asegúrese de que conoce bien sus necesidades. Busque en internet distintos modelos de coches para ir con una idea más clara de lo que quiere. Busque por modelos, marcas, tipo de combustible, extras, tipo de motor…
  2. Ahora viene lo más importante: el presupuesto. Lo mejor es ir un con una cifra máxima de la que no deberá pasarse. Es importante que no lo supere. Es muy fácil dejarse llevar por la financiación, los pagos en pequeños plazos y comprar un coche mucho más caro de lo que queríamos o necesitábamos. En este punto, recuerde que el pago en plazos y la financiación también llevan consigo las comisiones. Esto hará que pague mucho más de lo que creía en un principio. No establezcas un presupuesto por encima de tus posibilidades.
  3. Presta atención a tus necesidades reales. Escribe en un papel lo que buscas y necesitas de tu coche nuevo. Llévala contigo para no despistarte y comprar por capricho y moda. Lo mejor es comprar un coche que se adapte a su día a día y a su rutina. Obviamente, en los concesionarios intentarán hacerle creer que el coche más caro y potente es lo que usted necesita. Pero debe mantenerse firme a sus necesidades y presupuesto y elegir el que mejor le convenga. A la larga agradecerá haber tomado la decisión correcta.
  4. Pruebe el coche adecuadamente. Es normal hacer una prueba de conducción con el coche antes de comprarlo. Lo que te recomendamos aquí es que hagas estas pruebas como si estuvieras en tu día a día. Haz que tu familia esté contigo, haz tu camino normal al trabajo o al colegio de los niños. Intenta conducir por varios tipos de vías para ver como te adaptas con ese coche a ellas.

    Imagen de: http://www.marca.com/

    Imagen de: http://www.marca.com/

  5. Evite las prisas. Elegir un nuevo coche requiere tiempo y paciencia para escoger la mejor opción. Por lo que no se precipite.
  6. No sucumba a todas las opciones. Es probable que le ofrezcan todo tipo de extras que luego no utilizará. Es muy sencillo decir que sí a todo lo que nos ofrecen por si, en el futuro, se presenta la situación donde nos vendría bien. Pero debe centrarse en el ahora y en lo que utiliza normalmente.
  7. Por último, si no sabe lo que hacer con su coche antiguo, los concesionarios suelen ofrecer un servicio de descuento. Si usted deja su coche al concesionario, le harán una rebaja en el precio final de su nuevo vehículo. Pero puede explorar otras opciones como ponerlo en venta usted mismo a través de internet. Todo depende del estado de su coche. Mire todas las salidas antes de decidirse.

¿Qué tipo de coche compro según mis necesidades?

Ten en cuenta lo que haces en tu vida normal y, por ejemplo, en vacaciones. Presta atención a para qué utilizas el coche habitualmente y haz una compra inteligente en base a eso. Aquí te damos unas orientaciones que pueden serte de ayuda:

  • Si sueles hacer muchos kilómetros con el coche. Como mínimo entre 30.000 y 40.000 kilómetros al año. Si este es tu caso, lo más recomendable es que elijas un diésel.
  • Si no haces muchos kilómetros y casi siempre utilizas el automóvil por la ciudad. Menos de 15.000 kilómetros al año. En este caso no es recomendable que te compres un diésel, ya que pasarán muchos años hasta que empieces a amortizarlo. Además, puede que presente complicaciones.
  • Aquí te dejamos este artículo que seguro te resultará interesante: Cómo Elegir entre un Coche Diésel o Gasolina
  • Si tienes hijos o sueles utilizar mucho las plazas traseras. En este caso, podrías descartar un coche con menos de cuatro puertas. A la larga, agradecerás no tener que bajar y mover los asientos delanteros cada vez que alguien quiera montarse en la parte de atrás.
  • Si viajas habitualmente. Y, además utilizas mucho el maletero, lo mejor es que te decantes por un monovolúmen, que es una opción económica. Los SUV, que son más populares, pero no tan baratos. Y otras opciones como los sedán y los familiares tipo ranchera.
  • Si tienes una familia numerosa. Seguramente necesites un coche de siete plazas y bastante grande. Busca un coche que tenga una tercera fila de asientos para un uso regular y que tenga un maletero grande.
  • Si necesitas un coche que se mueva rápido por la ciudad. Quizás no necesites un gran maletero porque solo vas a utilizarlo para recorrer la ciudad y te importa más que se mueva con agilidad entre el tráfico. En este caso, no hace falta que te compres un coche grande. Hay automóviles más pequeños que te proporcionarán una gran comodidad y avanzada tecnología en tu rutina diaria. Además, tendrás menos dificultades a la hora de aparcar.
  • Si quieres un coche potente. Si sueles ir a gran velocidad puedes escoger un coche pequeño y rápido o uno grande y con mayor potencia. No siempre debes irte a marcas muy caras para poder disfrutar de un gran deportivo.

 

Imagen de: http://www.tunap.es/

Imagen de: http://www.tunap.es/

¿Te ha gustado?