Escoger la gasolina para tu coche puede ser una tarea complicada, ya que hay diferentes tipos de gasolina a escoger en el vehículo, cada una con diferentes características que le harán tener un rendimiento distinto al coche en función de la gasolina que se haya escogido.

En el continente americano, hay tres tipos de gasolina para tu coche, la gasolina regular, la gasolina supreme y la gasolina premium. Estas gasolinas están ordenadas por orden de octanaje y por lo tanto, por orden de precio.

Este sistema de gasolina del continente americano es algo peculiar, ya que la gasolina normal tiene menos octanaje que la gasolina normal de nuestro país, pero la gasolina premium tiene más octanaje que la gasolina súper de nuestro país.

En nuestro país el sistema es diferente, ya que sólo hay dos tipos de gasolina, la gasolina normal de 95 octanos y la gasolina súper de 98 octanos. Aparte luego tenemos el diesel, el cual siempre es igual pero con diferentes aditivos si cambia el tipo.

Uno de los errores que comete la gente es el de creer que la gasolina súper es siempre mejor que la normal.No por meter una gasolina con más octanaje vamos a tener un mejor rendimiento en nuestro vehículo, ya que cada coche es un mundo y responde de una manera u otra.

Por ejemplo, hay coches que se queman demasiado con la gasolina súper, ya que tiene demasiado octanaje para el motor que estos coches llevan. En cambio, hay otros vehículos que necesitan la gasolina súper para funcionar correctamente, ya que la gasolina normal es insuficiente para funcionar de manera correcta.

Hoy os vamos a explicar que tipo de gasolina debéis escoger en cada caso, si gasolina normal o estándar o gasolina súper o premium(no hay gasolina supreme en nuestro país). Así que presta mucha atención si quieres cuidar al máximo la salud de tu coche y la duración de su combustible.

Instrucciones para escoger la gasolina para tu coche – Regular, Supreme o Premium

  1. Gasolina normal:
    El primer tipo de gasolina que debemos tener en cuenta es el tipo de gasolina llamado normal, el cual tiene 95 octanos. Se sabe que es el tipo estándar porque tiene el icono 95 al lado. También es conocido por el nombre gasolina sin plomo, ya que se eliminó para contaminar menos. Es el tipo de gasolina más barata, el más estándar y el que más se usa. Está recomendado para la mayoría de coches de baja potencia, es decir, coches que tengan menos de 120 caballos y que no se usen mucho. Si a esos coches se les metiera gasolina súper, se acortaría bastante la vida útil del motor, por lo tanto, se debe tener en cuenta que debes usar gasolina normal si tu coche tiene baja potencia.
  2. Gasolina súper:
    Ahora vamos a hablar del tipo de gasolina súper, un tipo de gasolina muy usado y muy popular en todo el mundo. La gasolina súper en nuestro país tiene 98 octanos, se puede encontrar fácilmente porque tiene un 98 escrito al lado y también es conocida como gasolina con plomo. Esta gasolina es más cara que la normal, ya que lleva más aditivos para que sea más potente, por lo tanto, hay que poner algo más de precio para compensar los aditivos que lleva. Esta es la gasolina de los coches de alta potencia, de los coches deportivos y de los coches de carreras, ya que tiene una mejor combustión que la gasolina normal. Sin embargo, tiene dos graves inconvenientes que debemos tener en cuenta. En primer lugar, es una gasolina que contamina mucho, ya que los aditivos como el plomo la hacen ser más contaminante. En segundo lugar, es una gasolina que estropea los coches pequeños, porque como ya dije, es demasiada potencia para ellos, por eso yo solo la usaría en deportivos, ya que estos coches no funcionan bien con gasolina normal, ya que no tienen potencia suficiente con ese tipo de gasolina.
  3. Diésel:
    Ahora vamos a hablar del otro tipo de combustible, el diésel. También conocido como gasoil, es una alternativa a la gasolina muy popular.Se supone que de diésel solo hay un tipo, ya que no tiene ni octanaje de nada de eso que tiene la gasolina. Sin embargo, el diésel si que tiene variaciones entre unas marcas y otras. Los diésel de calidad tienen una serie de aditivos mejores, que dan un empuje extra a su motor, en cambio, el diésel de mala calidad, no va a funcionar tan bien, durando menos tiempo en el depósito y pudiendo incluso estropear el motor. Normalmente los mejores diésel están en las grandes marcas, como Repsol, los cuales tienen una fórmula especial con aditivos que hace que el combustible sea mucho más eficaz. Por lo tanto,yo no me la jugaría comprando diésel barato, ya que a la larga lo barato saldrá caro y acabarás gastando mucho más combustible de esta manera.
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.