Me encantan las motos, son una maravilla, sobre todo de cara al verano. Te permiten disfrutar del buen tiempo, viajar a una velocidad adecuada y sentirte muy libre por la carretera. Además, los aficionados a las motos lo son de corazón y hacen muchos encuentros para vivir su pasión de forma social. Algunos de los más conocidos en España son las concentraciones que se viven en Jerez o Pingüinos, eventos espectaculares y muy divertidos si posees una moto con la que ir.

¿Sabes quién inventó la moto?

Se puede considerar a Sylvester Howard Roper (1823 – 1896) como el primer inventor de la moto o motocicleta. Roper inventó un motor de cilindros a vapor que se accionaba con la ayuda del carbón.

Tendríamos que esperar a 1885 para conocer una moto cuyo motor ya no fuera impulsado por el vapor. Se trataría de una moto con cuadro y 4 ruedas que tenía un motor de combustión interna y que alcanzaba los 18 km / h, gracias a sus 0.5 CV. Esta versión de la motocicleta fue inventada por Wilhelm Maybach y Gottlieb Daimler. El motor de combustión interna que incluía esta rústica motocicleta, fue inventado por Nikolaus August Otto.

Aunque ya parecía que la motocicleta había sentado sus bases, no sería hasta 1894 cuando comenzara la producción en serie de este nuevo vehículo. Este nuevo vehículo se presentaría por primera vez en Múnich de la mano de Hiderbrand y Wolfmüller, que comenzarían a fabricar con fines comerciales y mantendrían su fabricación hasta 1987.

La Scooter, una de las motos más conocidas de todos los tiempos, fue inventada en 1902 por el francés Geroge Gauthier y comenzó a fabricarse en cadena a partir de 1914, momento en el que obtendría una gran acogida entre los jóvenes. Una de las novedades más interesantes de este nuevo modelo es que permitía al conductor ir sentado en vez de a horcajadas, lo que aumentaba su comodidad y usabilidad frente a los modelos anteriores.Cómo lavar una moto

En 1910 aparecería el famoso sidecar, ideal para viajes en familia o pareja, e incluso con amigos. Actualmente el sidecar está prácticamente extinto debido a las nuevas normas de circulación.

¿Lavar una moto es fácil?

Sí, es sencillo e imprescindible si quieres lucir un vehículo a la última y que sea la envidia de todos. Desde doncomos vamos a enseñarte unos sencillos pasos a seguir con los que lavar una moto de arriba abajo y conseguir resultados increíbles. Veamos cómo hacerlo. ¡Comencemos!

¿Que necesitas para lavar una Moto en Casa?

Para lavar una moto vamos a necesitar

  • 2 cubos de fregar
  • Productos de limpieza
  • Agua
  • Desengrasante
  • WD-40
  • Polish
  • Autosol
  • Esponja
  • Guantes
  • Trapos de gamuza
  • Trapos de algodón
  • Cera en spray
  • Manguera o agua a presión

Instrucciones para lavar una Moto en Casa

Paso a paso para lavar una moto

  1. En primer lugar asegúrate de tener un espacio adecuado donde poder maniobrar y piensa en las leyes de cada país. En algunos lugares, como en España, está prohibido limpiar los vehículos en las calles y con mangueras. Podrás hacerlo en lugares privados, como tu garaje, o en zonas específicas de limpieza de vehículos manual, como los espacios de lavado manual que hay en cualquier polígono industrial de cualquier ciudad e incluso en algunas gasolineras.
  2. Una vez tengas un espacio adecuado para comenzar a limpiar, coge el cubo que usas para fregar los suelos, retira el escurridor de la fregona y llénalo de agua hasta la mitad, aproximadamente unos 5 litros. Utiliza agua caliente para que las manchas salgan más fácilmente. Añade productos de limpieza al agua mientras estás llenando el cubo para que salga espuma. Usa productos de limpieza que no contengan sal ni materiales corrosivos y de este modo evitarás estropear la pintura de tu motocicleta. Hunde en su interior una esponja suave y déjala reposar dentro. Reserva ambos elementos.Cómo lavar una moto
  3. A continuación, coge un desengrasante industrial y aplícalo en las zonas más sucias de tu motocicleta, como son las llantas, la cadena y el motor. Sé generoso y deja que el producto actúe por lo menos durante cinco minutos.
  4. A continuación, con un trapo de algodón, los mismos que usas habitualmente para limpiar los cristales, retira el producto y deja estos lugares completamente secos. Ya estarán preparados para limpiarlos más adelante.
  5. SI quieres que la cadena de tu motocicleta quede verdaderamente limpia, tendrás que insistir un poco más para dejarla perfecta. Te aconsejamos que partir de este paso te pongas unos guantes para evitar mancharte mucho las manos. Después de ponértelos coge el desengrasante y aplícalo sobre un trapo. Eleva un poco la llanta trasera y comienza a hacerla rodar para que la cadena se mueva y te resulte más sencillo limpiarla con el trapo por todos lados. Tendrás que dedicarle un buen rato para dejar completamente preparada la cadena y perfecta para limpiar.
  6. Con ayuda de una manguera humedece bien toda la moto para poder comenzar al limpiarla con la esponja que previamente habíamos hundido en el cubo con jabón. Ten cuidado con las partes eléctricas y recuerda tener la moto apagada para evitar cualquier problema.
  7. Cuando la moto esté completamente mojada gracias a la manguera será el momento de comenzar a frotarla con la esponja llena de agua con jabón. Presta especial atención a las partes más sucias, como las llantas, la suspensión trasera o la placa. Son los lugares donde más suciedad y barro se acumula debido al uso. No olvides retirar bien el desengrasante que habíamos aplicado previamente y quitado con un trapo de algodón. La esponja será esencial para dejar limpios estos lugares donde previamente habíamos aplicado el desengrasante. Enjabona y frota tantas veces como sea necesario para conseguir un resultado óptimo. Si no tienes acceso a una manguera con la que ayudarte durante este proceso, tendrás que hacerlo con el cubo de sobra que hemos llevado. Deberás de ir llenándolo y echándolo sobre la moto conforme vayas necesitando agua.lavar la moto
  8. Puedes aplicar WD-40 en las zonas del motor, las llantas y la cadena para obtener un mejor resultado.
  9. Una vez hayas terminado con este proceso, será necesario retirar el jabón y aclarar tu motocicleta. Puedes hacerlo muy fácilmente con el agua a presión que sale de la manguera teniendo especial cuidado de no empapar mucho las partes eléctricas. Insiste con el agua a presión en las ruedas para dejarlas perfectamente limpias y libres de restos de barro y otras sustancias. Hazlo con delicadeza y repítelo tantas veces como sea necesario hasta que la moto quede perfectamente aclarada, sin restos de jabón, desengrasante o WD-40.
  10. Cuando hayas acabado de aclarar la motocicleta, será el momento de dejar que seque por lo menos durante 5 minutos. Lo ideal es que, una vez pasados estos 5 minutos, apartes tu motocicleta de la zona que está mojada y la dejes reposar sobre la pata de cabra en otro espacio de suelo que esté seco.
  11. Ha llegado el momento de secar la moto adecuadamente. Con ayuda de trapos de gamuza, comienza a secar toda la motocicleta, a excepción de las ruedas, con suavidad y cuidado. Asegúrate de que quede bien seca y repite el movimiento tantas veces como lo necesites. Si el trapo que estás utilizando termina demasiado húmedo, es recomendable que sigas trabajando con otro que esté completamente seco.
  12. Cuando ya tengas completamente seca la moto, será el momento de darle los últimos retoques. Te aconsejamos, por ejemplo, que uses cera en spray para extender sobre la cadena de la moto. Sigue las instrucciones del fabricante para hacerlo a la perfección.
  13. Puedes volver a utilizar WD-40 en la zona del pedal. Ten cuidado de no dañar el disco de freno. Limpia el WD-40 con un trapo para dejar las superficies de nuevo completamente secas.
  14. Para finalizar y lograr un acabado verdaderamente profesional, no olvides aplicar polish por toda la moto. Este acabado ceroso le dará un aspecto realmente increíble a nuestra motocicleta, que volverá a brillar como el primer día.
  15. Una vez acabes de extender el polish por la moto con ayuda de un trapo, deja que se seque y elimina los restos de cera con un trapo limpio.
  16. Si quieres que los pedales, los frenos… etc., queden perfectos, añade un poco de autosol con ayuda de un trapo sobre las superficies y frótalas. Lava concienzudamente estas superficies con autosol hasta que queden luminosas y sin restos de suciedad de ningún tipo. Deja que el producto seque tranquilamente, y, una vez hecho, retira el exceso con un paño.

Consejos para lavar una Moto en Casa

Últimos consejos para lavar una moto

Lavar una moto puede convertirse para ti en un auténtico ritual. Resulta un proceso un poco pesado y aburrido, pero los resultados finales son tan espectaculares que merece la pena, y mucho.

También te puede interesar este artículo: Cómo Lavar una Moto

Si quieres que el trabajo salga bien, es recomendable que te hagas con muchos trapos, que utilices agua tibia a ser posible, pues la suciedad saldrá mucho más fácilmente, y que no te olvides de usar guantes. Lavar una moto puede llevar perfectamente más de una hora y tendrás las manos expuestas a agua y productos de limpieza continuamente. Por este motivo los guantes son imprescindibles para que tus manos no sufran. Puedes utilizar unos de fregar o de látex. Yo prefiero los de fregar porque son mucho más altos y resistentes al agua.

Cómo lavar una moto

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.