Las multas de tráfico son un tipo de sanciones administrativas puestas a los conductores, en teoría las multas sirven para prevenir y castigar que el conductor se salte normas de circulación por alcoholemia, por pasar de los kilómetros por hora permitidos o por conducir bajo los efectos del alcohol.

Pero en ciertas ocasiones puede ocurrir que haya algún tipo de error o algún tipo de abuso contra el conductor, generando sanciones demasiado injustas para la acción cometida. Cuando esto ocurre suele pasar que nos sentimos impotentes y no entendemos nada sobre la situación.

Pero no te preocupes, existe la opción de recurrir las multas, recurrir es una especie de reclamación de la multa en la cual dices que no eres culpable. En el caso de ganar el recurso, puedes ver reducida la multa o incluso eliminada.

Si quieres aprender a recurrir multas con éxito, desde doncomos.com vamos a enseñarte como recurrir con éxito una multa de tráfico.

¿Que necesitas para recurrir una multa de tráfico?

  • Tener una multa de tráfico en vigor
  • Prestar especial atención a este articulo para saber cuáles son tus derechos

Instrucciones para recurrir una multa de tráfico

  1. Fecha para el recurso y primeros pasos:
    Para hacer el recurso, tienes 20 días naturales para hacerlo desde que te llega la multa a casa. Lo primero que debes hacer antes de recurrir es leer la multa atentamente. viendo la fecha, la hora, los datos y la razón por la cual se te está multando. En algunas ocasiones puede que se hayan confundido entonces tienes que recurrir si o si, si quieres ver otras razones sigue leyendo.
    calendar
  2. Exceso de velocidad:
    Son complicadas de recurrir, debido a que es un método muy fiable debido a que cada vez hay menos errores en la medición de la velocidad, pero si por ejemplo ibas a 122 por hora, puede ser que puedas reclamar que ibas a algo menos y ganar el recurso. Donde sí que ganas seguro es cuando te ponen una multa con un radar camuflado que debe estar señalizado, y en muchos casos no lo está.
    cómo sentarse al volante
  3. Multas por aparcamiento:
    En ciertas ocasiones se nos puede poner una multa injusta, por ejemplo aparcas un par de centímetros alejado o te pasas un minuto de la hora. Puedes aportar pruebas de que tenías el reloj mal, por ejemplo si el ticket era a las 12:00 y te multaron a las 12:03, puedes alegar que tu reloj indicaba las 11:58.
    jaguar xkrs
  4. Multas por alcoholemia:
    Las multas por alcoholemia son casi imposibles de recurrir, debido a que el test de alcoholemia no suele fallar, en el momento que haces la prueba, si tu tasa es muy cercana a la permitida y se pasa por un poco puedes solicitar una segunda prueba. Si te pasaste por poco y no te concedieron la segunda prueba entonces podrás recurrir.
    ebrios
  5. Otras multas:
    En principio siempre hay una norma, en las fotos tú matricula se debe ver nítida, si se ve borrosa puedes alegar que no es tu coche, el último consejo que te doy es que lo mejor es conseguir pruebas de tu inocencia para presentarlas al recurso. A la hora de redactar el recurso hazlo en la forma y plazo correctos, presenta las pruebas y hazlo con buena ortografía y presentación.
    car-601586_640

Consejos para recurrir una multa de tráfico

  • Descuentos: En la mayoría de las sanciones de tráfico existe lo que se llama descuento por pronto pago, es decir, que si pagas antes de unos días conseguirás pagar solo la mitad de la multa. Por eso debes asegurarte de que vale la pena recurrir, ya que si recurres perderás la posibilidad del descuento. Con el pronto pago el estado consigue dos objetivos, el primero es premiar a los conductores que pagan las multas a tiempo y segundo evitar que se recurran multas por tonterías.
  • Prescripción: Las multas suelen tardar en prescribir entre 3 y 6 meses después de ser notificadas, si prescriben significa que quedas exento de pagar y de la sanción. Un error común de la gente es creer que aunque hayas sido notificado la multa prescribe, lo cual no es así. Lo peor de creer esto y no pagar las multas es que si no se paga una multa a tiempo empezaran a aparecer recargos, es decir, que cada vez tendrás que pagar más y más dinero. Si continuas sin pagar, al final serás embargado y si tienes muchas sanciones impagadas se podría convertir en un delito, así que siempre paga a tiempo y si crees que es injusto recurre, si ganas no pagas pero si pierdes es mejor dejar el orgullo a un lado y pagar, ya que si no pagas a largo plazo acabara siendo peor que pagar una simple multa y perder un par de puntos.
¿Te ha gustado?