Todos los automóviles deben contar con un seguro obligatorio para poder circular, de manera que en cualquier caso de accidente las compañías se hacen cargo de los gastos ocasionados por los daños sufridos en el percance, sea de menor o mayor gravedad.

Para ello, los propietarios de los vehículos implicados en el accidente deben tener sus pólizas de seguro al día, es decir, con las cuotas de abono periódicas pagadas. El problema es que cuando se produce una situación que involucre a dos o más coches, los conductores, si están ilesos, o en otro caso, a posteriori, intercambian los datos de sus respectivas aseguradoras con los formularios oficiales, pero eso no garantiza que los datos aportados no sean falsos, o que siendo correctos, el seguro no esté en vigor y por tanto no se haga cargo de sus responsabilidades económicas.

Cómo saber si un coche tiene seguro es algo que puede ser fundamental saber para ti para que un accidente o percance con otro automovilista no tenga una amarga y larga resolución. Te explicamos los pasos a seguir para que estés tranquilo.

¿Que necesitas para saber si un coche tiene seguro?

  • Un automóvil
  • La documentación del vehículo

Cómo saber si un coche tiene seguroa

Instrucciones para saber si un coche tiene seguro

  1. Los partes. En caso de colisión leve o no, los conductores implicados debéis rellenar los impresos con vuestros datos personales -incluido, por supuesto, el DNI- y de contacto, por medio de cumplimentar los diversos partes obligatorios, como son el amistoso, de daños y de urgencias, que acreditan lo que ha ocurrido.
  2. El FIVA. En España se creó en 1996 el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA), una base de datos gubernamental -del ministerio de Economía- y gestionada por el Consorcio de Compensación de Seguros (su web es: http://www.consorseguros.es/web/i), a la que las compañías aseguradoras tienen la obligación de comunicar los datos que identifican todos los coches y motos dados de alta en España, diariamente, con el fin de que todas las autoridades pertinentes la puedan consultar y averiguar si un vehículo está al día de su seguro. Estas autoridades pueden ser la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Policía Municipal y Autonómica, los Centros de Urgencias sanitarias, los centros de Inspección Técnica de Vehículos, así como los particulares implicados en un accidente.
  3. Consultar el FIVA. Hay varios procedimiento para consultar el registro del FIVA. Lo puedes hacer de forma manual y presencial, por medio de rellenar el documento que te puedes descargar de la siguiente dirección: http://www.consorseguros.es/web/c/document_library/get_file?uuid=89732f40-8b34-4ab6-9fcd-56fadcbbaa03&groupId=10124. Una vez cumplimentado, y adjuntándole una copia del parte de daños o de la declaración amistosa del accidente, lo tienes que presentar en las oficinas del Consorcio de Compensación de Seguros.
  4. Por fax y email. La solicitud de información sobre la vigencia del seguro de la otra parte también la puedes enviar -con el parte de daños- por fax, al número 913 395 514 o por correo electrónico, a la dirección siguiente: ccsprod@consorseguros.es. Por teléfono no se atiende ninguna consulta sobre las pólizas de los asegurados.
  5. El número de la póliza debe ser el correcto. Si cometes un pequeño fallo al escribir los números de la póliza puedes obtener una información errónea, como por ejemplo, que la póliza está cancelada cuando en realidad no es así, lo que te llevaría a realizar reclamaciones o quejas infundadas.Cómo saber si un coche tiene seguroa
  6. Consulta electrónica. También se puede consultar el FIVA por vía informática, pero sólo lo pueden hacer las compañías aseguradoras -que deben cumplir unos estándares mínimos de fiabilidad-, los centros sanitarios y los servicios de emergencia médicas. Por eso, puedes preguntar en tu compañía de seguros si ya tienen esa información.
  7. Llama a su compañía. También puedes llamar a su aseguradora, para lo que necesitas los datos que la otra parte haya indicado en el parte del accidente, como la entrada en vigor y la expiración de la póliza, su número y que la persona que conducía está asegurada, y que los datos son veraces.
  8. Asegúrate de llamar al departamento correcto. Cuando hables con la compañía de seguros, debes ponerte en contacto con el departamente correcto; asegúrate de saber cuál es, para evitar retrasos o errores en la tramitación de las responsabilidades civiles del caso.
  9. Revisa la póliza. Para saber si está asegurado un automóvil que te ha dejado un familiar o amigo, el propietario debería haberte dado también la documentación del mismo. Verifica la póliza del vehículo. Lo más sencillo es comprobar la fecha de inicio y expiración de la póliza. Encontrarás estos datos en las declaraciones de la misma, o en los datos de caducidad en la tarjeta de identificación del seguro. Obviamente, si la fecha está vencida, el coche ya no está asegurado y no puedes circular legalmente con él.
  10. ¿Está pagada la cobertura? Aunque la póliza tenga los términos correctos en la página de declaraciones, esto no significa que esté vigente. Debes averiguar si está cancelada o no, porque una de las causas por las que podría no estar en vigor es que simplemente no está al corriente de pago la prima correspondiente, o por otros motivos que podría haber aducido la compañía. Aunque la cancelación es una información que se envía al asegurado, si no eres el titular no la habrás recibido, y por ello deberás llamar a la compañía aseguradora para saberlo.
  11. Verifica el nombre del asegurado. Revisa el nombre de quién es exactamente la persona que figura como asegurada. El resto de datos podría ser correcto, el nombre de la compañía aseguradora, el número de la póliza o las fechas de vigencia, pero si la póliza no cubre a quien conducía el vehículo, para lo que debe darte su Documento Nacional de Identidad, van a surgir cierto número de incovenientes a la hora de tramitar el accidente o colisión. Deberías confirmar con la aseguradora el nombre del propietario/a del coche. Podría resultar que el vehiculo esté registrado a nombre de una empresa, y en ese caso su póliza es distinta a la de un automóvil particular.

Consejos para saber si un coche tiene seguro

  • Según la legislación vigente, no es obligatorio llevar en el coche, cuando conduzcas, el certificado del seguro o el recibo del mismo, porque los agentes de tráfico lo pueden verificar al tener vehículos dotados de la tecnologia necesaria para poder comprobar in situ la situación de tu coche mediante consulta con el FIVA.
  • De todas maneras, es recomendable llevar el recibo de estar al corriente de pago del seguro del coche para evitar posibles problemas, como que los agentes no se pudieran poner en contacto por motivos técnicos con el Fichero. En un caso así, te podrian inmovilizar el vehículo, o al menos estarías obligado a demostrar que el automóivl está asegurado en un plazo máximo de cinco días, o si no, serías sancionado. Si llevas el recibo, te evitas en todo caso tener que realizar ese trámite.

Cómo saber si un coche tiene seguroa

¿Te ha gustado?
26 usuarios han opinado y a un 42,31% le ha gustado.