Unas de las averías más simples, pero más costosas al mismo tiempo, es la avería de cuando el coche se queda sin agua, una avería que puede dañar el vehículo si no se actúa a tiempo y que puede dejar a las personas sin saber qué hacer.

Saber qué hacer cuando el coche se queda sin agua es vital, ya que si sabes lo que tienes que hacer, podrás tener una rápida respuesta ante el problema y evitar males mayores. SI no lo sabes, podrías tener todos estos problemas.

El coche tiene un sistema de refrigeración, el cual utiliza un radiador, el cual a su vez actúa de calefacción para el vehículo. Este radiador permite mantener la temperatura del vehículo estable, ya que el coche se calienta debido a la combustión del motor y por lo tanto, necesita un sistema de calidad para mantener el sistema lo más frío posible.

Sin embargo, no es nada fácil saber qué hacer cuando el coche se queda sin agua, ya que muchas veces esto ocurre sin avisar y el coche empieza a echar humo, pudiendo comprometer algunas partes vitales del mismo por esta causa. Lo que debemos hacer es vigilar muy bien nuestro coche y comprobar cuando no tiene agua.

Si no sabes hacer nada de esto, no tienes nada de lo que preocuparte, ya que en realidad no tiene mucha dificultad. La reparación que debes hacer para reparar este mal no es muy complicada, y podrás hacerlo aunque no sepas nada de mecánica. Si no me crees, sigue leyendo.

Instrucciones

  1. Detectar la falta de agua:
    Lo primero que debemos hacer cuando el coche no tiene agua, es comprobar si la avería es de verdad causada por esto, ya que en algunas ocasiones, es causada por otros aspectos. Por este motivo, debemos de comprobar en primer lugar la falta de agua a ver si es verdad que falta agua o líquido refrigerante en el radiador. Si el vehículo tiene electrónica, vamos a poder verlo en el sistema de mando, en el cual nos dirá directamente que falta agua, algo que nos va a ahorrar mucho trabajo. En un vehículo estándar que no tenga este sistema, vamos a asegurarnos de que el agua está bien, algo que podemos hacer siguiendo el paso dos de abrir el capó. Si el agua está normal y el coche aún así tiene averías, podría ser otra pieza, como por ejemplo el termostato. En caso de dudas, es mejor llevarlo al taller mecánico para salir de dudas. En el caso de que falte agua, debemos pasar al paso dos, en el cual vamos a aprender a reparar esta pequeña avería.
  2. Parar el coche, abrir el capó y esperar:
    Ahora que ya sabemos que el agua falta y que debemos reponer el agua, vamos a parar el vehículo para poder realizar el cambio. Una cosa muy importante que debes saber, es que esta avería se debe solucionar con el motor en frío, más que nada para evitar quemaduras porque el motor estará a una temperatura muy alta que no es apta para los seres humanos. Por este motivo, debemos parar el coche y esperar con el capó abierto, para que el motor vaya bajando la temperatura a una temperatura en la cual podamos manipular sin quemarnos. Depende mucho de la temperatura que haya en el exterior y de la temperatura del motor por defecto, así que debemos de esperar a veces mucho tiempo y a veces menos tiempo, algo que sin lugar a dudas depende mucho del caso personal. En cuanto veas que ya está frío y que puedes proceder, es la hora de pasar al paso siguiente.
  3. Abrir el depósito del radiador y meter el agua o el líquido refrigerante:
    El tercer paso para cambiar el agua es abrir el depósito del radiador, el cual se encuentra en un extremo del radiador del motor y tiene una especie de tapón. Ponte unos guantes para hacer esto, ya que en algunas ocasiones, podrías dañarte las manos si el líquido es corrosivo. Antes de cambiar el agua, vacía todo el agua o todo el líquido, ya que así vamos a poder cambiarlo por líquido refrigerante nuevo de mejor calidad. Sin embargo,no lo tires al suelo si es líquido de frenos, ya que podría dañar el medio ambiente. Por este motivo, trata de guardarlo en un recipiente y luego ponerlo en un lugar de tratamiento de residuos. Después de esto, vamos a meter el nuevo líquido refrigerante o el agua, dependiendo de lo que nos recomiendo el fabricante. Debes llenarlo hasta los niveles que indique el manual y finalmente cerrar el depósito, ya que habremos terminado o casi, ya que aún queda un paso importante por hacer, un paso que marca la diferencia y que puede evitarte algunos males mayores.
  4. Comprobar si el vehículo funciona correctamente:
    El último paso que vamos a dar, es comprobar que todo en nuestro coche funciona de la forma correcta, ya que como ya hemos dicho antes, el vehículo podría haberse dañado al haber estado tantísimo tiempo sin agua. La forma de comprobar esto es arrancando el coche y comprobando que todo ha vuelto a la normalidad. Si tienes un sistema electrónico, el coche te dirá que es lo que falla y si no, vas a tener que llevar el coche al taller si algo falla. Por si acaso, aconsejo realizar un chequeo al coche, ya que aunque te cueste algo de dinero, puede ser una inversión más que un gasto, principalmente porque te permitirá detectar a tiempo cualquier fallo que tenga el coche y si se puede reparar. Entre los fallos que podría tener el coche por haber estado así podríamos tener el termostato o el propio radiador dañado, así como daños de motor. Sea como fuere, comprueba que todo esté bien y realiza las reparaciones correspondientes a tiempo, ya que así podrás evitar una reparación más costosa y circular con total seguridad, sin riesgo para ti o para las demás personas en carretera.

Consejos

  • Prevención: Siempre hemos dicho que la prevención es la mejor curación, no sólo en el tema de los vehículos, sino en cualquier sección lo hemos mencionado. Si conseguimos prevenir que el vehículo se quede sin agua, no vamos a tener problemas en el futuro y vamos a poder reparar el tema del agua muchísimo más fácil. Sin lugar a dudas, prevenir la falta de agua en nuestro coche no es complicada de corregir, pero sí que debemos tener en cuenta algunas cosas para poder saberlo. Si tenemos un vehículo electrónico, vamos a ver los niveles del vehículo, sin embargo, con esto no suele bastar en los vehículos más antiguos. Si tenemos un coche antiguo, vamos a tener que mirar por nosotros mismos el nivel de agua en el radiador, comprobando que todo esté correcto. La forma de hacerlo, es primero enfriar el motor como hemos explicado antes y después de seo, vamos a comprobar si el agua está en un nivel estable recomendable por el fabricante. Ya sea si falta el líquido refrigerante o si falta el agua, vamos a poder resolver el problema y de esta manera, lograr prevenir todo esto y evitar tener que lamentar males mayores en nuestro querido coche.
¿Te ha gustado?
24 usuarios han opinado y a un 91,67% le ha gustado.