Cómo abrir la puerta de un coche atascada o bloqueada

Por diferentes motivos la puerta de un coche se ha podido quedar atascada o bloqueada, lo que hace que te puedas encontrar en una situación complicada al respecto, ya que es posible que no puedas entrar a tu vehículo, sobre todo si se trata de un coche que solo puede abrirse de forma manual a través de una puerta y esa es justamente la que se ha atascado o bloqueado.

Si quieres saber cómo abrir la puerta de un coche atascada o bloqueada te vamos a explicar los pasos que debes seguir si quieres intentar abrir un coche con cierre centralizado sin llaves.

No obstante debes tener en cuenta que existen muchos modelos de coches diferentes y que cada uno de ellos tiene sus propias características y particularidades. De esta manera no es lo mismo abrir aquellos que están dotados de los cierres más innovadores que otros vehículos con llaves de años atrás.

Por este motivo no se puede dar una sola solución como única y aplicable en todos los casos. La cuestión es probar diferentes métodos, si bien hay que tener presente que es recomendable optar siempre en primer lugar por las opciones más inofensivas y que, por lo tanto, ocasionen los menores daños al vehículo.

Instrucciones para abrir la puerta de un coche atascada o bloqueada

Como no hay un método infalible para ello debes probar diferentes métodos hasta que puedas dar con uno que realmente te sirva para poder abrir el vehículo, de forma que a continuación te vamos a hablar de ellos para que pruebes y logres abrir tu coche sin llaves.

  1. Ganzúas. El primero de los métodos consiste en el uso de ganzúas, para lo cual debes estirar un clip hasta que se encuentre totalmente recto. A continuación debes hacer lo propio con un segundo, solo que en este caso le aplicarás una doblez en un extremo para que quede una especie de gancho.A continuación deberás introducir el clip recto aplicando presión en el centro de la cerradura. Posteriormente debes introducir el clip en forma de gancho y proceder a moverlo en diferentes direcciones para tratar de poder rastrillar los cierres de la cerradura. Una vez que notes que los pines de su interior se mueven es el momento de girar el clip recto, como si fuese una llave. De esta manera habrás abierto la puerta atascada.
  2. Pelota de tenis. Este método puede llegar a resultarte extraño e incluso generarte dudas, pero te aseguramos que en algunos casos es una solución adecuada para este tipo de situaciones.Para utilizar este método debes coger una pelota de tenis y hacerle con alguna herramienta un pequeño agujero donde quepa el ojo de la cerradura del coche. A continuación coloca la pelota de tenis con el agujero en la abertura para la llave y presiona la pelota con la mano como si fueras a aplastarla. Con la presión aplicada el seguro podría liberarse y por lo tanto podrías abrir la puerta.
  3. Desatascador. Este método es una variante del anterior, debiendo seguir el mismo procedimiento que en el caso de la pelota de tenis pero sustituyendo esta por un desatascador. Tan solo tendrás que colocarlo sobre el ojo de la cerradura y aplicar presión.

¿Que necesitas para abrir la puerta de un coche atascada o bloqueada?

  • Ganzúas (método 1)
  • Pelota de tenis y una herramienta para hacer una incisión a la pelota (método 2)
  • Desatascador  (método 3)

Consejos para abrir la puerta de un coche atascada o bloqueada

  • En el caso de que tengas un vehículo que disponga de un sistema de cierre centralizado sin lleve keyless, es decir, de los más nuevos que se pueden encontrar en la actualidad, puede que se te haya quedado en el interior del vehículo o se haya agotado la batería, o simplemente que el mando haya dejado de funcionar. Si se ha dado alguno de estos casos lo mejor que puedes hacer es contactar con el servicio de apertura de puertas. Esto depende del fabricante y donde te encuentres, pero en estos casos puede llegar a ser complicada la apertura del vehículo.La gran mayoría de los modelos actuales funcionan a través de aplicaciones móviles, lo que hace que para poder liberar tu coche tengas que esperar a la atención al cliente del fabricante del vehículo.
  • En el caso de que te encuentres ante una emergencia en la que tu integridad física corra peligro entonces podrás romper la ventana del vehículo como solución. No obstante este debe ser siempre el último recurso a emplear, ya que antes es preferible que agotes todas las vías posibles para solucionar tu problema.
  • Antes de intentar abrir el coche aplicando la fuerza trata de optar por los métodos que generen el menor impacto posible al vehículo y que, por lo tanto, son inofensivos. Por ejemplo, si tienes un coche moderno, de los que no usan llave como tal y tienes un mando que no funciona, lo que debes hacer es sacar la batería y volver a colocarla pasados unos minutos. Tras ellos comprueba si funciona. Y si puedes cámbiala por una nueva, ya que puede encontrarse ahí el problema.

¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 37,50% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.