Cómo conducir con el coche muy cargado

Después de haberte explicado cómo funciona un coche híbrido, enseñarte cómo conducir un coche, o como cambiar una rueda por si tienes algún tipo de percance en la carretera, ahora ha llegado el turno de explicarte otro punto fundamental a la hora de afrontar un viaje o escapada. Hablamos de cómo conducir con el coche muy cargado, algo que puede ser más complicado de lo que pueda parecer.

Disponer en nuestro vehículo de un maletero de grandes dimensiones hace que podamos llevar a cabo viajes con unas cargas mayores, pero en ocasiones puede darse el caso de que sean demasiado pesadas. Esto hace que la conducción pueda volverse un tanto más compleja.

Consejos para conducir con el coche muy cargado

Si por alguna razón te encuentras en la situación de tener que conducir un coche muy cargado, es importante tener en cuenta que se deben extremar todas las precauciones posibles. La razón es que las inercias afectan a los movimientos del coche. Algunos consejos para poder conducir en las mejores condiciones de seguridad son las siguientes:

No superar el peso máximo autorizado

Para empezar, a la hora de viajar por carretera con tu vehículo debes tener en cuenta que la carga a transportar en tu coche no debe sobrepasar el peso máximo autorizado. Para ello deberás acudir a la ficha técnica del vehículo, donde podrás encontrar esta información.

En el caso de que lo excedas estarás cometiendo una infracción por la cual podrías ser sancionado; y además supondrá un riesgo para tu propia conducción.

Equilibrio de las cargas

El peso debe ser distribuido de la manera adecuada. Para ello trata de distribuir tus bultos y pesos de manera uniforme por toda la superficie que puedas usar. Es recomendable evitar que todos los elementos pesados a transportar se sitúen en el maletero, ya que de esta manera la parte trasera del coche perderá estabilidad en curvas y frenadas.

Lo recomendable, por ello, es hacer uso del habitáculo para que también cuente con algo de carga y así se encuentre debidamente equilibrado.

Presión de los neumáticos

La presión de los neumáticos más adecuada para cada caso dependerá de si el conductor viaja sola o lo hace con todos los asientos ocupados o se circula en un coche muy cargado. Por ello, debe ajustarse en función de cada caso.

Haciendo una consulta a las presiones recomendadas que se indican en los propios vehículos (o en su manual de instrucciones) te permitirá saber la presión que debes utilizar para circular de manera segura. Así también evitarás reventones en el neumático.

Anticiparse a las frenadas

Otro consejo a tener en cuenta si quieres saber cómo conducir con el coche muy cargado es el de trata de anticiparse a las frenadas. Un coche que está cargado se demora más en frenar que aquel que circula con poca o ninguna carga. Por ello, es necesario anticiparse a la frenada.

Una recomendación es comenzar a frenar manteniendo una distancia del doble de la utilizada habitualmente. Además, esto supondrá que hay que dejar mayor distancia con respecto a los vehículos que nos preceden.

Reducción de velocidad

Cuando se circula en un vehículo muy cargado la agilidad y equilibrio de este disminuye. Esto provoca que haya más inestabilidad y balanceo en las curvas, además de que los cambios de dirección se realicen de forma más lenta. Por ello, se recomienda circular a menos velocidad. De esta forma se mejora la inercia del coche, sobre todo en las curvas.

Atención a las pendientes

Tanto si se circula por pendientes ascendentes como descendentes hay que tener en cuenta una serie de indicaciones con las pendientes al circular con un vehículo muy cargado.

En el caso de que circules hacia abajo, el tiempo de frenada se alarga y para conseguir mejores resultados a la hora de frenar se recomienda usar la retención del propio motor. Además, evita acelerar a la salida de las curvas.

Si estás subiendo, la velocidad del coche se irá reduciendo al levantar el pedal del acelerador, aún más de lo habitual por la carga que transporta. Para evitar que la velocidad se reduzca radicalmente hay que reducir a marchas más cortas. De esta manera se consigue mantener el motor en el margen de revoluciones de mayor par.

Planificación

Una última recomendación a la hora de saber cómo conducir con un coche muy cargado es la de hacer una correcta planificación de la ruta. Esto es muy importante si vas a hacer un viaje largo, ya que lo ideal al circular con el vehículo en estas condiciones es evitar puertos de montaña o zonas con mucha pendiente.

De esta manera, será más aconsejable conducir por autovías y autopistas y así no tener que pasar por poblaciones o tener que hacer adelantamientos en los que se invada el carril contrario. De esta forma se podrá circular con mayor seguridad y con menor desgaste para los frenos.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.