Cómo conectar un motor trifásico

En vista de los peligros que puede aportar, algunas personas le sacan el cuerpo a trabajar con electricidad. La verdad es que, quien no tiene experiencia con esta rama, es como quien no ve. Es decir, se adentra a un mundo desconocido en donde puede sufrir algún accidente.

Incluso, cambiar un simple sócate podría llegar a ser un verdadero problema para quien no tiene ni la más mínima idea de lo que hace. En esos casos, para evitar malos momentos, lo mejor que se puede hacer es acudir a un profesional, porque el remedio podría ser peor que la enfermedad.

Quizás, por ahorrarse un dinero extra, termine ocasionando un accidente que genere muchos más gastos y, en algunos casos, podría ser tan grave que afecte la integridad física de alguien, hasta de los más pequeños de la casa.

Pese a todo ello, no podemos negar que la llegada de la electricidad a nuestras vidas, ha sido una verdadera bendición. No hay nada como disfrutar del aire acondicionado en un día caluroso o como encender la luz cuando se está buscando algo. Además, en invierno se agradece contar con calefacción, y todo eso es gracias a la electricidad.

Pero los beneficios no llegan hasta ahí. Existen diferentes aparatos eléctricos que ayudan a realizar diferentes tipos de tareas. Incluso, son menos contaminantes y hasta más eficientes. Es por ese motivo que algunas personas optan por realizar esas elecciones. Lo eléctrico por encima de todo lo demás.

¿Eres ese tipo de persona? ¿Te gustaría saber cuáles son los beneficios de usar algunos aparatos eléctricos?… En este caso, mediante este artículo se estará hablando sobre los motores trifásicos.

Te darás por enterado de todo lo que tienes que saber sobre ellos y así poder ver qué tan rentables son.

Instrucciones para conectar un motor trifásico

motor

Cuando hablamos de motores trifásicos nos referimos a aquellos motores que se han diseñado para que puedan llegar a funcionar empleando las tres fases de la corriente alterna, la cual se utiliza en muchas de las aplicaciones industriales.

Son maquinas eléctricas que se encargan de transformar la energía eléctrica en mecánica a través de interacciones electromagnéticas. Fueron diseñados para que pudieran funcionar mediante una fuente de corriente alterna trifásica.

La corriente alterna tiene la capacidad de pasar de negativo a positivo y de positivo a negativo muchas veces. De hecho, la que tienes disponible en tu casa, pasa de negativo a positivo y, al contrario, 60 veces en un minuto. Es decir, una vuelta por segundo.

Este cambio lo hace en una honda fluida que tiene por nombre onda sinusoidal. Ahora bien, en cuanto a la corriente alterna trifásica, tiene tres fuentes de alimentación. De las cuales todas están fuera de fase entre sí. Lo que quiere decir que nunca hay dos corrientes alternas en el mismo punto ni mucho menos al mismo tiempo.

En cuanto a sus partes, posee dos principales. Una de ellas es el rotor que es el que gira y también está el estator el cual es el responsable de hacerlo girar. Al rotor también se le conoce como jaula de ardilla, ya que consiste en una red de barras y anillos de forma circular y tiene un gran parecido a una jaula conectada a un eje.

En cuanto al estator, tenemos que decir que es un anillo de tres pares de bobinas que están dispuestas de manera uniforme alrededor del rotor.

Pero, en vista de que tienes la opción de emplearlo en tres fases, ¿cómo lo puedes conectar?…

Lo primero que debes hacer es desconectar la fuente que alimenta el arrancador del motor. Este posee un interruptor de desconexión con fusible.

Luego debes verificar cuál es la tensión y la corriente con la que se alimenta al motor. Procura que esta coincida con las tablas AWG para que tengas la certeza de que se esté usando el cableado apropiado.

Otra manera de hacerlo es observando los colores de los cables y verificando que se encuentren bien conectados. Antes de que realices cualquier conexión, asegúrate de que haya tensión el extremo del cable motor.

motor

Además, deberás tener en cuenta cuáles son los colores de aislamiento de cada una de las conexiones. Por otra parte, es importante que conectes los mismos colores en los mismos terminales, así como se indica en el caso del arrancador.

Como pasos finales debes quitar el candado de seguridad y luego cerrar el interruptor de desconexión. Después deberás encender el motor y cuando este esté funcionando correctamente, deberás verificar la tensión y la corriente nominal. Estos deben coincidir con los datos que se encuentran en la placa del motor. Por ello, la sugerencia es que los puedas verificar para así evitar cualquier tipo de improviso.

¿Qué más es necesario que sepas sobre los motores trifásicos?

¿Que necesitas para conectar un motor trifásico?

En realidad, son muchas las ventajas que podemos encontrar en los motores trifásicos. De hecho, estos son superiores, por mucho, a los monofásicos.

  • Lo primero que podemos decir es que la potencia que entregan es constante.
  • También son de arranque automático y, por lo tanto, mucho más eficientes. Por ejemplo, en el caso de los motores monofásicos, estos no poseen motor de arranque y, por lo tanto, requieren la ayuda de medios auxiliares para que puedan arrancar.
  • Por otra parte, el motor trifásico tiene mayor potencia y eficacia en comparación con el motor monofásico.
  • El sistema de transmisión trifásico tiende a ser más económico que otros, ya que amerita menos material conductor que una línea monofásica. En vista de que las instalaciones transversales suelen ser más pequeñas, se produce un ahorro en el cobre, por lo que los costos, en cuanto a las instalaciones, son menores.
  • Por otra parte, los motores trifásicos funcionan con un par uniforme, mientras que otros tienen un par pulsante.
  • Su funcionamiento paralelo es más sencillo.
  • También tiene la posibilidad de configurar el campo magnético giratorio en los devanados estacionarios.

motor

En pocas palabras, es necesario que sepas que los motores trifásicos son más robustos, más baratos, más pequeños, con propiedades de arranque automático, su salida es mucho más estable y, en comparación con otros motores, requieren de menos mantenimiento.

A simple vista esta podría ser la mejor de las opciones. Sin embargo, como todo en esta vida, es importante considerar también los aspectos negativos que puedas haber para que no haya lugar al arrepentimiento.

¿Cuáles son las desventajas de los motores trifásicos? Lo estaremos analizando en el próximo subtítulo. Así que presta mucha atención a los siguientes consejos que te daremos.

Consejos para conectar un motor trifásico

motor

Siendo realistas, los aspectos negativos de los motores eléctricos son muy pocos. Es por eso que la mayoría de las personas deciden utilizarlos de ese tipo.

Sin embargo, entre las desventajas de los motores eléctricos debemos señalar que, en el caso de los vehículos eléctricos, sus baterías tienden a ser más costosas y pesadas. De manera que, aunque un automóvil es de por sí costoso, su precio tiende a elevarse aún más.

Por otra parte, cuentan con una autonomía que es limitada. A pesar de que la red de sistemas de recarga continúa creciendo, desde el punto de vista de sus muchos usuarios, esta sigue siendo insuficiente hoy en día.

Pero la verdad es que cada uno debe asumir su propia carga de responsabilidad y decidir qué opción considerar. Es cierto que, en ocasiones, las expectativas suelen superar la realidad. Pero, al tener conocimiento de las ventajas y las desventajas que ofrecen los motores trifásicos, la elección puede llegar a ser menos complicada.

Esperamos que este artículo te haya podido ser de utilidad y que ahora tengas la capacidad de elegir, teniendo una opinión mucho más objetiva sobre los motores trifásicos.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.