Cómo se debe inmovilizar un vehículo accidentado

Cuando por desgracia te encuentras con una situación (provocada o no) en la que un vehículo debe quedar inmovilizado, a priori, la mayoría de las personas no saben cómo actuar. Porque no es lo mismo contarlo que vivirlo. Sobre todo, y aunque suene a tópico, no hay que perder la calma. Estar lo más tranquilo/a posible, seguir los reglamentos e intentar por todos los medios, molestar y/o entorpecer lo menos posible la vía pública. De hacerlo, se corre el riesgo de que otras personas puedan sufrir un accidente o incluso de que la persona o personas involucradas puedan sufrir graves secuelas en otro accidente.

Hay que saber cómo actuar delante de las personas y también, delante de los vehículos. Os contamos brevemente o lo más fácilmente, cómo poder hacerlo.

Instrucciones para se debe inmovilizar un vehículo accidentado

  1. Ante todo, el paso principal, es no perder la calma. Sabemos que no es lo mismo decirlo que estar en el momento… pero, aun así, hay que intentarlo.
  2. A continuación, habrá que valorar qué ha pasado.
  3. Siempre, ten en cuenta que la seguridad integral i personal de cada persona, es lo más importante y que del mismo modo, lo que hagas a partir de eso momento, también lo será.
    Es importantísimo no entorpecer la calzada ni carretera. Mucho cuidado de en dónde ha ocurrido, porque se pueden causar más accidentes o poner tu propia vida en peligro. Valoradlo.
  4. ¿Qué hacer si, por ejemplo, son varios los vehículos que han colisionado? Pensad que no será lo mismo que sea un solo vehículo a que hayan sido dos… puestos en el caso más común o que más problemas i nervios puede daros.
  5. Si se da el hecho de que han sido varios vehículos que han colisionado, se deberá rellenar el parte del seguro. No es problema. Por ley, todos deben llevarlo en sus vehículos. Se aportan todos los datos que te soliciten en el parte tanto el conductor de un vehículo, como el del otro. Ambos.
  6. No os dejéis ningún apartado sin rellenar y para más tarde o dado el caso, no llevaros disgustos, no lo dejéis en blanco ni dejéis cosas sólo de palara. Suele ocurrir que uno de los implicados promete hacer… y después, nunca más lo ves y te miente de manera descarada. Todo, por escrito.
  7. Bien, otra opción. Que te pase sólo a ti. En ese caso, hay un error que muchos cometen. Pensad en alguna ocasión (si se ha dado el caso) en el que habéis chocado contra una pared, un árbol, bordillo, farolas, guardarraíles, etc. La gran mayoría, no dice nada a su seguro. Se calla y se olvida. Pagando ellos los gastos de la reparación (si se da el caso).
  8. Pero lo que se debe hacer realmente y que así lo dice la ley, es ponerlo en conocimiento de su aseguradora. No importa si tu seguro es a todo riesgo o bien, uno básico a terceros. Todos deberían hacerlo. Si no te pillan, de eso que te libras. Pero si te pillan, piensa en que te llegará una multa donde deberás pagar los gastos de los desperfectos que causaste.
  9. En cuanto cómo inmovilizar tu vehículo, siempre que bajes del coche (pase lo que pase, mientras estés en tus plenas facultades), baja con el chaleco reflectante. Deberás llevarlo dentro del vehículo por ley. Eso hará que otros conductores puedan verte y no se te lleven por delante (sobre todo de noche).
  10. A continuación, coloca los triángulos. En una distancia prudencial, para que otros conductores puedan verlo con el suficiente tiempo para reaccionar y no pueda causar un accidente. Deberás colocarlos por la parte trasera y delantera.
  11. Si el vehículo ha quedado en medio de alguna carretera, siempre intenta que moleste lo menos posible, lo más derecho posible de la calzada. Llama a tu aseguradora y que te envíen una grúa para remolcar el vehículo al taller.

¿Que necesitas para se debe inmovilizar un vehículo accidentado?

  • Un vehículo.
  • Triángulos para proteger la zona y el vehículo.
  • Chaleco reflectante.
  • Un seguro para el vehículo.
  • Un teléfono para llamar.

Consejos para se debe inmovilizar un vehículo accidentado

Lo primero que jamás se debe perder (aunque suene a tópico) es la calma. Si se pierden los nervios… mal lo lleváis. Pensado con la cabeza fría. Intentas siempre que os resulte posible, dejar el vehículo lo más cercano posible a la calzada para no molestar al resto de la circulación. Si es posible, salid al acceso mas cercano para que resulte más cómodo. De lo contrario, lo que menos entorpezca. No bajéis jamás del vehículo sin el chaleco reflectante.

Cuando os bajéis, colocad de inmediato el sistema de protección, que viene siendo los triángulos. De este modo, el resto de los conductores sabrán que has sufrido un contratiempo y/o avería y evitarás poder causar males mayores.

Cuando los hayas colocado, colócate en una zona segura y llama por teléfono a tu aseguradora. Que te manden una grúa para que puedan remolcar tu vehículo, llevárselo y poderlo llevar al taller.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.