Cómo desmontar un motor de arranque

El motor de arranque es un elemento fundamental en un vehículo, ya que es el encargado de poner en marcha el motor de un coche. Este se encuentra integrado por un motor eléctrico que se activa con la llave de contacto.

Cuando el motor de arranque se avería se debe cambiar, ya que este no permite el arranque del vehículo. De esta manera es necesario que sepas cómo desmontar un motor de arranque si pretendes repararlo o sustituirlo por uno nuevo.

Antes de explicarte los pasos que debes seguir para desmontar un motor de arranque te vamos a hablar de una serie de signos que te pueden llevar a pensar en que es el momento de proceder a su cambio, como son los siguientes:

  • El motor muestra problemas al arrancar.
  • Cuando el motor no reacciona al girar la llave del contacto a pesar de que la batería esté en buen estado.

A la hora de desmontar el motor de arranque  para tratar de localizar la avería debes tener en cuenta que cada modelo será diferente en función del tipo de vehículo, pero por lo general se encuentra integrado por:

  • Carcasas que hacen de soporte para el relé y que permiten la fijación del motor de arranque a la caja de cambios.
  • Corona dentada que engrana con el volante de inercia del motor. Es el encargado de transmitir el movimiento. Cuando se gira la llave de contacto es el momento en el que se impulsa hacia delante por el relé para conectar.
  • Rotor del motor eléctrico, elemento que gira y que entra en contacto con las escobillas.
  • Estrator, que es el que rompe los campos magnéticos para hacer que se mueva el rotor.
  • Escobillas que mantienen la conexión con la corriente eléctrica.
  • Electroimán solenoide.

Instrucciones para desmontar un motor de arranque

Si quieres saber cómo desmontar un motor de arranque debes seguir estos pasos:

  1. En primer lugar debes desconectar el borne positivo de la batería.
  2. A continuación identifica la posición exacta del motor de arranque en tu vehículo, de manera que puedas determinar si debes acceder al mismo por la parte inferior o por la superior, así como si se encuentra ubicado en la parte delantera o trasera del motor. En el caso de que sea por la parte de arriba no te será necesario elevar el coche, mientras que si está en la zona de abajo sí será necesario.
  3. Posteriormente debes localizar las conexiones y también las posiciones en las que se encuentren los cables que proporcionan alimentación al motor de arranque, que generalmente serán dos o tres.
  4. Una vez detectados deberás desconectar toda la alimentación.
  5. Con los cables desconectados tendrás que analizar los diferentes puntos de fijación que tenga el motor de arranque. Este se encontrará fijado a la caja de cambios y, en función del modelo, también lo podrá estar al grupo motor. Todo ello dependerá del modelo de coche y la marca.
  6. Una vez detectados los puntos de fijación debes desmontar el motor de arranque.
  7. Ten en cuenta que es habitual que haya una guía que está pensada para centrar el motor de arranque en la caja de cambios. Esta guía debes mantenerla para posteriormente volver a colocarla, al igual que el soporte de fijación.

Cuando ya hayas hecho este proceso podrás continuar con tu reparación colocando un nuevo motor de arranque. Para ello tendrás que seguir los mismos pasos pero sentido inverso, de manera que puedas tener el coche de nuevo sin problemas y en buen estado de funcionamiento.

¿Que necesitas para desmontar un motor de arranque?

  • Llaves herramientas para el desmontaje (pueden variar en tipo en función de la marca y modelo).
  • Voltímetro

Consejos para desmontar un motor de arranque

  • Al igual que ocurre con cualquier otra reparación que puedas llevar a cabo en tu coche o en cualquier otro aparato actual, dada la existencia de cámaras de gran calidad en los teléfonos móviles es muy aconsejable tomar fotografías del motor de arranque antiguo para poder saber cómo estaba conectado y así tener bien presentes todas las conexiones de cara a la posterior conexión de uno nuevo. De esta manera será más sencillo el evitar errores.
  • Antes de sacar el motor de arranque de tu vehículo asegúrate de que se trata del problema de tu vehículo, descartando antes que se pueda tratar de un problema en la batería o de las conexiones. Para ello también puedes emplear un comprobador para asegurarte de que la corriente esté llegando a este elemento.
  • Cuando vayas a llevar a cabo la manipulación de este tipo de piezas del vehículo es muy importante que extremes las medidas de precaución y seguridad, por lo que debes proteger tanto tus manos como tus manos, además de asegurar el vehículo para que no se mueva mientras realizas todo el trabajo.
  • Siempre que trabajes con electricidad debes desconectar el cable positivo de la batería para reducir los riesgos de accidente.
  • Para evitar problemas en el motor de arranque y reducir las posibilidades de que tengas que cambiarlo por uno nuevo es importante que lleves a cabo un buen mantenimiento del mismo. Por ello es aconsejable evitar la acumulación de suciedad en su interior. Para limpiarlo lo ideal es utilizar una brocha empapada en gasolina, tratando así de eliminar los restos de suciedad y que al mismo tiempo la pieza quede bien lubricada. Antes de volver a colocarla debes secarla cuidadosamente, haciendo uso para ello de una bayeta de microfibra. Asimismo puedes encontrar en el mercado diferentes productos en spray que ayudan a la hora de lubricar diferentes elementos que integran el motor de arranque.

¿Te ha gustado?
17 usuarios han opinado y a un 82,35% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.