Cómo quitar pegamento de la carrocería sin dañarla

Algunos elementos de la carrocería son fijados mediante adhesivos, al igual que las propias pegatinas, lo que hace que al retirarlos o desmontarlos de la misma hagan que se quede pegamento adherido a la pintura del vehículo.

Quitar estos restos de pegamento puede llegar a ser muy complicado, llegando al punto de que si no se realiza de la forma correcta puede acabar dañando la pintura de tu coche, sobre todo si este pegamento se ha cristalizado tras exponerse a los rayos del sol. Saber cómo quitar pegamento de la carrocería sin dañarla es fundamental, y para ello te vamos a explicar diferentes técnicas para evitar complicaciones y problemas a la hora de deshacerte del pegamento.

Habitualmente se emplean como adhesivos las cintas de doble cara acrílicas, empleada para anagramas, molduras…, además de haber casos en los que los vehículos incorporan adhesivos de vinilo con fines decorativos. Además, también nos podemos encontrar con restos de pegamento en la carrocería por otros motivos, como, por ejemplo, tras haberse realizado un proceso de reparación en los que se han utilizado, como ocurre en la sustitución de lunas.

Instrucciones para quitar pegamento de la carrocería sin dañarla

Si quieres saber cómo quitar pegamento de la carrocería sin dañarla tendrás que tener en cuenta que es importante determinar el tipo de adhesivo que se desea retirar, con la finalidad de elegir el método que te permita retirar el pegamento de la manera más eficaz y sencilla.

En el caso de los adhesivos vinílicos se retiran de forma sencilla con el calor, aunque hay otros adhesivos y pegamentos que necesitan de otro tipo de productos específicos. Los puntos a tener en cuenta para dejar en perfecto estado la carrocería son los siguientes:

  • Cuando vas a retirar un elemento pegado y un adhesivo vinílico, el procedimiento que funciona mejor es el de calentar el componente o pegatina con una pistola de aire caliente. De esta forma el pegamento se reblandezca y pierda adhesión. En los vinilos líquidos no sería necesario el calor para poder retirar la película adhesiva fácilmente.
  • Retirar un componente auxiliar pegado con cinta de doble cara requiere en ocasiones tener que usar herramientas con capacidad de corte como es una espátula. Al hacer uso de la misma debes tener en cuenta que se debe emplear con mucho cuidado. Es fundamental hacerlo de esta forma para evitar que se pueda llegar a dañar la carrocería. Es recomendable en este caso hacer uso de espátulas de plástico, además de usar una fuerza moderada.
  • Para retirar un elemento que está pegado de forma correcta, es aconsejable que comiences por una de las esquinas y tires en la misma dirección siempre. Para ello es necesario que realices el trabajo de forma calmada y con paciencia. Evita dar tirones y usa una fuerza moderada para evitar posibles daños en la carrocería

Una vez que eliminas un elemento que está pegado, es habitual que permanezcan restos de adhesivo sobre la superficie. Estos se tienen eliminar siempre que se encuentren a la vista, cuando vaya a ser una pieza que va a ser pintada posteriormente o cuando puede interferir en un montaje posterior. Para poder quitar este pegamento hay que ser capaces de identificar de qué tipo adhesivo es. En función de ello se recurrirá a estos métodos:

  • Si se trata de restos de adhesivo vinílico se podrá proceder a a su eliminación de forma eficaz con un limpiador desengrasante. Se debe evitar recurrir a productos agresivos como disolventes o acetona. Estos podrían llegar a dañar la pintura o hacer que la superficie dónde se aplican pierda brillo. Hay casos en los que puede recurrirse al uso de alcohol para eliminar esos restos de pegamento.
  • Cuando se trata de un adhesivo de cinta de doble cara el que ha dejado residuos sobre la carrocería, podrás recurrir al uso de discos de goma o caucho. En estos casos será poco efectivo recurrir a un desengrasante o disolvente. Estos discos son muy recomendables puesto que no dañan la pintura y son muy eficaces, además de poder emplearse también para deshacerse de restos de los adhesivos de vinilo.
  • Para eliminar pequeños restos de adhesivos, en los casos que la pieza vaya volver a pintarse, podrás recurrir al lijado. En el caso de que se vaya a pintar se podrán usar los mismos granos que se usan para esta tarea. Sin embargo, si la pieza no va a ser repintada habrá que optar por una lija al agua de grano 2.000 – 4000 para así llevar a cabo un lijado suave y fino. Cuando se eliminen los restos del adhesivo habrá que hacer un proceso de pulido que permita hacer que se recupere el brillo de la carrocería.

De esta manera ya sabes el producto o elemento que debes utilizar en función del tipo de pegamento que tengas sobre la carrocería de tu coche. De ahí que sea importante detectarlo o identificarlo correctamente antes de actuar.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.