Cómo recuperar plásticos quemados por el sol

Cuando hacemos una revisión básica del coche previa a una venta es importante tratar de solucionar los diferentes problemas que pueda haber, entre ellos el poder eliminar los ruidos del coche. Sin embargo, más allá de deshacerse de la suciedad y limpiar el salpicadero del coche y el resto del habitáculo, es muy posible que te encuentres con plásticos que se encuentran afectados por la incidencia de los rayos solares.

Por este motivo, saber cómo recuperar plásticos quemados por el sol te puede ayudar enormemente, ya que de esta forma podrás hacer que se encuentren en buen estado todos estos elementos creados con materiales sintéticos que están integrados en diferentes partes del coche, como guarnecidos, volante, aletas, embellecedores, etcétera.

De todos los plásticos de un coche, aquellos que no tienen revestimiento de pintura y están a la intemperie, así como los plásticos interiores, son los más propensos al deterioro con el paso del tiempo. En ellos afectan los agentes climáticos, sobre todo el envejecimiento causado por la incidencia de los rayos solares.

Efectos del sol sobre los plásticos del coche

Es habitual que los embellecedores de los vehículos lleguen pintados de fábrica en la actualidad, si bien en algunas series y gamas se añaden diferentes plásticos sin revestir. Con el paso del tiempo y la incidencia de los agentes climáticos, sobre todo del sol, estos envejecerán su aspecto.

De esta forma, los plásticos de color negro van perdiendo su color intenso y acaban teniendo una apariencia más clara y desigual. El deterioro de estos plásticos viene provocado, principalmente, por tres factores que se deben conocer:

  • Absorción de la radiación ultravioleta provocada por las moléculas del plástico.
  • El alcanzar temperaturas muy superiores a la de la temperatura ambiente.
  • Una aditivación inadecuada en su formulación cuando se fabrican.

Cómo recuperar plásticos quemados por el sol

Antes de enseñarte cómo recuperar plásticos quemados por el sol, debes comprobar que tienen un buen estado estructural. Esto se debe a que, con el paso de los años pueden volverse demasiado rígidos y, al desmontarlos para pintarlos podrían romperse.

En el caso de que el plástico se encuentre en un buen estado estructural, se podrá recuperar para que vuelva a lucir como nuevo. Para ello existen diferentes productos a los cuales se puede recurrir para la recuperación de plásticos quemados.

A continuación te vamos a hablar del proceso a seguir con cada uno de ellos, no sin antes recordarte que, a la hora de utilizar estos productos es preferible desmontar el plástico. La razón es que así será más sencillo lijarlo y embellecerlo; y se evitará tener que enmascarar y proteger otras zonas del vehículo.

Pinturas monocomponentes en aerosol de aplicación directa

Es un tipo de pinturas aptas para recuperar plásticos quemados por el sol. Son económicas, rápidas a la hora de aplicarlas y que no requieren de ningún producto de adherencia sobre el plástico. Sin embargo, pierden vistosidad con el paso del tiempo y tienen una menor resistencia ambiental.

Para aplicarlo se debe empezar por lijar el elemento plástico con un grano fino, para luego proceder a soplar la superficie y desengrasarla. Luego se pasará un paño atrapapolvo y se moverá de manera enérgica el aerosol durante al menos 2 minutosFinalmente solo tendrás que aplicar el aerosol de acuerdo a lo indicado por el fabricante. Por lo general es a unos 20 cm y con pasadas cruzadas.

Pinturas en bote o formuladas de aplicación con pistola aerográfica

Estas pinturas se encuentran disponibles con diferentes acabados lisos y texturizados, y tienen la gran ventaja con respecto al aerosol que ofrecen una mayor resistencia climatológica. El proceso de aplicación en este caso es el siguiente:

  1. Lija el elemento plástico con grano fino y luego sopla la superficie antes de desengrasarla.
  2. Luego pasa un paño atrapapolvo y procede a hacer la mezcla, removiendo bien.
  3. A continuación introduce el producto en la pistola tras el filtrado y ajusta los parámetros de la pistola.
  4. Tras hacer unas pruebas para comprobar que el ajuste es el deseado, procede a imprimar las zonas de plástico y luego aplica el producto con la técnica de pintado deseada.

Tintes

En este caso estamos ante un producto de tipo pasta que se aplica con una esponja sobre el plástico, una vez que este ha sido limpiado. El tinte renueva el color pero no ofrece capacidad para tapar posibles daños como rayones o faltas de material.

Para su aplicación se debe hacer una limpieza del plástico, luego desengrasar; y finalmente aplicar el producto con una esponja. Al hacerlo se dan pasadas por toda la pieza.

Renovadores

Es un producto que devuelve color y brillo al plástico. Además, también ofrece una capacidad de protección contra la radiación ultravioleta, anti-polvo y anti-estática. Están enfocadas a mantener el plástico para evitar su deterioro, y no tanto para la recuperación de plásticos.

Para su aplicación debe estar la pieza de plástico debidamente limpia y desengrasada. Luego se impregna con el producto un paño limpio y se frota el plástico hasta que se recupere o mejore su apariencia.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.