Cómo reparar el parabrisas paso a paso

El parabrisas es uno de los elementos de mayor importancia dentro de un coche, ya que es el encargado de ofrecernos la visibilidad suficiente para poder conducir sin peligro. Si este se encuentra en mal estado o sucio, se incrementan notablemente las posibilidades de sufrir un accidente. Por este motivo, es fundamental asegurarse de que no tiene ningún daño, por pequeño que este sea.

Es probable que, a causa de la propia circulación, u otras situaciones, en algún momento de la vida útil del vehículo nos encontremos con daños en el parabrisas delantero. Habitualmente, la carga de camiones o de otros vehículos desprenden algún tipo de piedra o similar que al circular pueden llegar a impactar contra el parabrisas, provocando un daño en el mismo.

Para evitar males mayores es necesario saber cómo reparar el parabrisas paso a paso. Ten en cuenta que no se puede circular con él en mal estado e incluso es uno de los puntos en los que la ITV más incide. Si tienes algún daño en él, tendrás que sustituirlo por uno nuevo. Por ello, ante el más mínimo daño, debes repararlo.

Reparar o reemplazar el parabrisas

A continuación te vamos a explicar cómo reparar el parabrisas por si te decides por hacerlo tú mismo, pero antes de nada es importante que tomes la decisión de si es mejor, en tu caso en particular, reparar o reemplazar el parabrisas.

Para ello es recomendable que revises los términos de tu seguro y las condiciones de reparación. El coste de la reparación o el reemplazo total del mismo depende de dónde vivas, tu seguro y también del tipo de parabrisas. Si no tienes ningún seguro y el daño no es muy severo, podrás repararlo tu mismo, o simplemente si se trata de algún pequeño golpe y prefieres no dar parte al seguro.

Para evaluar si es mejor reparar o reemplazarlo, es importante que hagas una observación del parabrisas. Si los daños se encuentran en el borde del mismo, estas pueden llegar a suponer un peligro por comprometer la estructura del parabrisas, siendo un problema de seguridad importante. En este caso, la mejor opción sería una sustitución.

Además, debes tener en cuenta la denominada linea de visión del conductor. Los daños presentes en esta pueden llegar a interferir en la conducción incluso tras una reparación. La zona clave es un tramo de 30 cm que está frente al volante. Si está dañada esta zona, es recomendable cambiar el parabrisas por uno nuevo.

Asimismo, al comprobar daños por otras partes del mismo debes examinar los daños y comprobar el tipo de fisura y la profundidad de los daños. Hecho todo esto y tomada la decisión de proceder a su reparación, solo tendrás que seguir los pasos que te vamos a dar a continuación.

Instrucciones para reparar el parabrisas paso a paso

Si quieres saber cómo reparar el parabrisas paso a paso sigue leyendo:

  1. Limpieza. En primer lugar debes proceder a hacer una limpieza completa del parabrisas. No es posible repararlo si está sucio, ya que cualquier trozo de tierra, mancha o cualquier otro elemento puede suponer problemas a la hora de la reparación. Por ello, límpialo con un producto específico usando un paño de microfibra.
  2. A continuación, utiliza una ventosa de pequeño tamaño para sujetarla al cristal e iniciar la reparación. Esta debes situarla justo encima del daño que se va a reparar.
  3. Luego debes proceder a hacer uso de una jeringa con resina UV. La utilizarás para rellenar la grieta que deseas reparar en el parabrisas.
  4. Cuando ya hayas metido la jeringa en la ventosa y puedas asegurarte de que está completamente fijada al parabrisas, tira de forma lenta y deja que repose durante unos 30 minutos. Luego vuelve a tirar. Debes repetir el proceso y hacer esta presión y tirar cada 30 minutos, unas 10-12 veces. Esto hará que el proceso te lleve unas 6-7 horas.
  5. Debes mantener la paciencia ya que llevará bastante tiempo, pero aunque te pueda parecer algo tedioso, te servirá para poder reparar tu parabrisas sin tener que proceder a su cambio, con el costo económico que ello conlleva.
  6. Una vez concluido el paso anterior, debes proceder a limpiar y eliminar el exceso de resina que haya podido quedar alrededor de la grieta reparada. No elimines el de la propia grieta, solo el que está a su alrededor.
  7. Para finalizar, solo tienes que limpiar el parabrisas con un limpiador específico para él, como en el primer paso, pero en este caso manteniendo la precaución para no eliminar la resina que se encuentre dentro de la grieta reparada, ya que en ese caso no serviría de nada el trabajo realizado.

Este método te servirá para deshacerte de esos posibles daños en el parabrisas que no revistan una alta gravedad. Si la grieta es pequeña podrás ver como desaparecerá y no se notará. De esta forma podrás seguir conduciendo con total seguridad.

 

¿Que necesitas para reparar el parabrisas paso a paso?

  • Resina UV

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.