Los accidentes automovilísticos por imprudencia, cada día aumentan más, son muchos los conductores que salen a la calle, sin tomar previsiones, ni tomar en cuenta, que con sus errores, a otros puede perjudicar, pareciera increíble como el ser humano se transforma al volante, pero esto es más frecuente de lo que quisiéramos imaginar. No tomar en cuenta señalizaciones, no tomar precauciones cuando sientes que no estás en óptimas condiciones, son solo algunos de los factores, que mayores accidentes pueden generar. Es por eso, que se hace necesaria la aparición o implementación de técnicas de conductor ofensivo, a la hora de manejar, no sólo estaremos salvando nuestras vidas, sino que evitaremos poner en riego muchas más. Quizás te estés preguntando, ¿Qué es un conductor defensivo?, es muy simple, el defensa en un juego, eso hace, defiende, protege su posición, lo mismo hace un conductor defensivo, pero tras el volante, este, está siempre está atento de todo lo que su libre desenvolvimiento en calles, carreteras y autopistas, puede afectarle, no conduce sólo por hacerlo, no corre riesgos, si considera que no está al 100% de sus condiciones para conducir, él, simplemente no lo hace, es en definitiva muy precavido, cuidadoso, siempre preparado, no debes confundirlo con un conductor ofensivo, que anda siempre alterando el carril que debe seguir, vive en una constante competencia, aparentemente con nadie, y jamás toma en cuenta, lo que por sus acciones puede ocurrir.

Ser un conductor defensivo, no es algo que se logra de la noche a la mañana, porque en resumidas cuentas, este es, el conductor ideal, en mi opinión, todos deberían manejar estas técnicas, debería colocar su dominio como algo obligatorio para obtener el permiso de conducir, piensa en cuántas vidas se pueden haber salvado, sólo por respetar una señal, o simplemente la velocidad disminuir cuando era necesario. Por eso en pro de aumentar los conductores defensivos al volante, y con la esperanza de desaparecer a los ofensivos, esta técnica quiero enseñarte a dominar, la idea es que la hagas parte de tu día adía, esto será fundamental, además de la disposición que tengas para aprender los pasos que te llevarán a lograrlo, porque si tú no quieres hacer el cambio, nadie te puede obligar, aquí te facilito la forma de lograr la técnica, tú decides si las pondrás en práctica, o si sólo en teoría quedará.

¿Que necesitas para conducir a la defensiva?

  • Coche
  • Carnet

Instrucciones para conducir a la defensiva

  1. Un conductor defensivo, lo primero que debe tener claro, es que, sus manos, mientras conduce, deben estar sujetas al volante, para muchos, es más cómodo utilizar una sola mano en el volante, pero ante situaciones de riesgo, esto te puede restar tus capacidades de maniobrar, por eso, para lograr ser un conducto defensivo, deberás desprenderte de cosas como los teléfonos celulares, e incluso comer, cuando se conduce un vehículo, necesitas todos tus sentidos bien orientados, sin nada que te pueda distraer, las llamadas, los mensajes, la comida, el maquillaje, todo eso puede esperar, por qué la prisa, cuando estés debidamente estacionado, todas estas actividades con calma, comodidad, y sobre todo seguridad, podrás realizar.
  2. La precaución es lo primero, pero la observación es su complemento, ojos en la vía, en los retrovisores, en el conductor de al lado, frente, o atrás, ¿extenuante no? Quizás, pero la seguridad no tiene precio, en eso es en lo que siempre deberás pensar, en casa hay personas que te esperan, conduce enfocado, de allí la importancia del primer aspecto que he desarrollado, evita las distracciones, todo tiene su tiempo y su lugar.
  3. Si en el carril que te encuentras, todos llevan una velocidad moderada, por qué los tienes que rebasar, para qué vivir siempre apurado, en resumidas cuentas tienes que llegar, bien reza el dicho, más vale tarde que nunca, esto todo conductor defensivo logra internalizar, respeta los límites de velocidad, los semáforos, recuerda no tomar riesgos, ha de ser la prioridad.

  4. A propósito de los riesgos, el conductor defensivo, cuando siente que no está en condiciones de conducir, porque ha consumido alcohol, está cansado, estresado, o simplemente irritado, él no conduce, pues ha comprendido que todos estos elementos disminuyen tu concentración y la rapidez de reacción, por lo que puede convertirse en un factor de riesgo, para los que en su camino se puedan cruzar.
  5. Comunícate con los demás conductores, hay muchas formas de hacerlo, la idea es que para ellos, seas ante todo visible, tu vehículo cuenta con dispositivos que esto te pueden facilitar, luces de cruce, de freno, de retroceso, utilízalas adecuadamente, de esta forma, los que estén a tu alrededor serán precavidos, pues ya saben tus movimientos, de igual forma, a estos elementos está atento, no pases por alto la luz de cruce de un vehículo, pues te conviertes en un factor generador de peligro.
  6. En estos días, todos parecen estar irritables, por eso, no te dejes llevar por las actitudes ofensivas del resto de los conductores, la calma y la pasividad siempre te favorecerán, un conductor defensivo, nunca es agresivo, todo lo contrario, es amable y cordial, pues sabe, que estar molesto al conducir, no trae nada positivo.
  7. El conocimiento de las reglas de tráfico, muchos han dejado de lado, parece que las memorizaran solo para aprobar el examen de conducir, y luego definitivamente las olvidan, pero esto es algo que los conductores defensivos deben rescatar, pues el reconocimiento y utilización de estas señalizaciones, pueden ayudar a salvar vidas.
  8. Las maniobras que generen peligro, jamás existirán en su andar, pues pareciera que su misión, es ante todo evitar, que cualquier cosa mientras ellos están al volante, pueda pasar-
  9. La precaución también consiste en la planificación que realizas, antes de salir a tu destino, esto es muy importante, en todo momento estar organizado, a disminuir muchos factores de riesgo puede ayudarte.
  10. En definitiva, un conductor defensivo, ante toda situación se mantiene alerta, cuando dominan esta técnica al volante, pueden ser capaces incluso de anticipar movimientos de otros conductores, algo muy importante a la hora de evitar accidentes, nunca se expone, ni se arriesga, es el maestro en analizar otras opciones, pero ante todo, siempre está atento, pues es esto lo que le permitirá reaccionar ante las más adversas situaciones.

Consejos para conducir a la defensiva

  1. Es fundamental que estés siempre atento, ante los cambios de climas muy bruscos, que pueden llegar a convertirse en adversos para tu desempeño al volante, una brisa fuerte, lluvia torrentosa y prolongado, la neblina, y las fuertes nevadas, son situaciones en las que no deberías manejar, sin embargo, si tienes que hacerlo, se muy precavido, pues con estos climas, el más mínimo error puede resultar fatal. Por eso no te descuides al volante, y en la medida de lo posible, con estos climas, evita estar al volante, es la mayor precaución que se puede tener.
  2. Si manejas bajo la lluvia, lo que principalmente debes hacer, es disminuir la velocidad, recuerda, no es lo mismo, una calle, carretera o autopista seca, que una mojada, pues en estas últimas condiciones, tu auto fácilmente podrá derrapar.
  3. Cuando conduces de noche, mucho riesgo puedes correr, es en estos momentos donde se torna más importante, ser visible para el otro conductor, las luces son necesarias, pero no las incandescentes, evítalas a toda costa, esas luces muy altas, para otro conductor pueden ser perjudicial.
  4. Garantízale a tu vehículo, un mantenimiento adecuado, porque si bien hay una gran porcentaje de accidente producto del factor humano, el otro porcentaje es debido, a cualquier desperfecto mecánico, fallas en los frenos, problemas con los cauchos, solo por mencionar algunas, pueden ser causa de un accidente, que no solo a ti, sino también a terceros puede perjudicar, de nada sirve ser un conductor defensivo excelente, si a tú vehículo un cuidado pertinente no le sabes proporcionar.
  5. Está atento a las señalizaciones de cambios en la carretera, en especial la de las curvas, porque obviar estas, grandes consecuencias te puede traer, conocer y respetar las señalizaciones, es lo mejor que puedes por tí, hacer.
  6. Nunca tomes el volante, cuando no te sientas al 100%, el más mínimo malestar, te restará concentración, desde una simple gripe, hasta una molestia en un ojo, pueden convertirte en un factor de riesgo, por eso, se consciente y precavido, si no te sientes del todo preparado, simplemente no manejes.
  7. Evita el consumo de medicamentos, que condiciones puedan restarte, si estás siendo medicado, verifica, que tanto esto puede afectarte, algunos medicamentos pueden causar somnolencia, mareos, desmayos, si has sido recetado, pero las precauciones del medicamento, menciona alguno de estos elementos o algunos otros que habilidades pueda restarte, nuevamente, no tomes el volante.

En general, hay varias actitudes que de tu vida debes apartar, si pretendes llegar a ser, un conducto defensivo, es decir, un conductor ideal, no te colerices, no te distraigas, nuca pretendas exhibirte, no seas inseguro, porque generalmente estas actitudes al volante, un buen desenlace no logran tener, por eso, se calmado, atento y responsable, de esta forma, todo saldrá bien.

¿Te ha gustado?
34 usuarios han opinado y a un 91,18% le ha gustado.