Son muchas las comodidades que nos brinda tener un coche, como por ejemplo el desplazarse hasta cualquier punto lejano sin necesidad de depender del transporte público (es decir, en tu proprio horario), la posibilidad de hacer actividades como viajar en el coche y podríamos decir incluso que, para muchos, el coche es su segunda casa.

Claro, no todo siempre puede ser perfecto, y los coches no son la excepción, necesitan del cuidado constante, tal y como si fuese una especie de hijo-máquina que poseemos. Asimismo, aplicaremos criterios como los que usamos comúnmente con nosotros mismos, por ejemplo, no le compraremos algún producto de muy mala o dudosa calidad para evitar que se dañe o no funcione correctamente.

Seguramente te habrán venido a la cabeza varios elementos que normalmente debemos comprar para el coche como el refrigerante/anticongelante, los limpiaparabrisas y claro… el aceite.

Son productos que tienen una alta variabilidad en el mercado y que suelen ser de diversa calidad, sobre todo si ponemos en comparación el más caro con el más barato. Ahora, te has preguntado ¿para qué sirve el aceite? Veámoslo.

De manera general, el aceite del coche cumple las siguientes 4 funciones:

  1. Lubricar las diferentes piezas del motor: esto se debe a que el mismo crea una especie de película que hace que disminuya considerablemente la fricción que existe entre las piezas, lo que significa mayor durabilidad.
  2. El aceite también es el encargado de hacer que baje la temperatura del motor, ayudando a enfriar los pistones.
  3. Asimismo, juega un papel fundamental en el proceso de combustión: es el que sella el espacio que existe entre los anillos y los pistones.
  4. Y, quizás la función que menos conozcas es la de que se encarga de limpiar el motor, eliminando cualquier tipo de rastro o residuo de carbón que pueda estar presente en él.

En esta guía te enseñaremos a detectar cuándo debes cambiar el aceite de tu coche y te daremos explicaciones sobre por qué existen tantas variables a la hora de encontrar marcas y tipos de aceite.

Que Necesitas

¿Qué necesito saber para llevar mi coche a hacerle un cambio de aceite?

cuando-cambiar-el-aceite-del-coche3

Debes saber que existe más de un tipo de aceite y que ello depende también de la motorización de tu coche: existe un tipo de aceite para los motores diésel y otro tipo para los de gasolina.

De esta forma, debes conocer que existen dos organismos que se encargan de clasificar los aceites y, gracias a ello, determinar su calidad. En primer lugar, tenemos la clasificación que hace el API (acrónimo de American Petroleum Institute o Instituto Americano de Petróleo), esta clasificación aparece en todos los envases.

Esta clasificación consta de dos letras: Como ya te explicamos antes, dependerá de si tu motor es a gasolina o a diésel, si es de gasolina la primera letra será una “S”, si es de diésel será una “C”.

La segunda letra determinará la calidad del aceite que estés comprando, actualmente la letra más alta es la “J” en los motores a gasolina mientras que en el diésel es la “H”. Esto quiere decir lo siguiente:

  • Si quieres comprar el aceite de mayor calidad de tu coche de motor de gasolina deberás buscar un aceite con las siglas “SJ”.
  • Si quieres comprar el aceite de mejor calidad de tu coche de motor diésel deberás buscar un aceite con las sigas “CH”.

Te recordamos que el manual de instrucciones del coche especifica la calidad del aceite que tu coche puede llevar. *RECUERDA: puedes utilizar un aceite de calidad superior en tu coche mientras que NO puedes utilizar un aceite de menor calidad ya que puedes causar daños.

Pero también debes saber que existe otra clasificación, que se hace según la viscosidad del aceite y que lo determina la SAE (Sociedad de Ingenieros Automotrices). La SAE reconoce dos tipos de aceite:

  • Monógrados: trabajan a una temperatura en específico (o un rango en concreto) y no a varias.
  • Multígrados: trabajan a un rango mucho mayor, es decir, a varias temperaturas. Esto lo logran gracias a la presencia de aditivos que no permiten que el aceite pierda sus propiedades.

De aquí es que existen las clásicas clasificaciones como 20-50 o ese tipo de “nombres” que generalmente escuchamos cuando vamos a un taller o nosotros mismos usamos cuando compramos un aceite para nuestro coche. Por tanto, debes saber que la clasificación se hace según el clima:

  • SAE 5W-50: Clima generalmente caluroso, con inviernos bastante moderados (poco frío).
  • SAE 15W-40: Es para los climas templados, que podríamos bien asociarlos con el clima mediterráneo, veranos calurosos e inviernos de frío (no extremo), con una cierta pluviosidad.
  • SAE 20W-50: Son los climas más extremos, ideal para zonas como la España peninsular (más hacia el centro y zonas de montaña), es decir, la que más sufre del fenómeno de continentalidad. Lugares donde la amplitud térmica sea grande, en donde el verano puede ser de hasta 30-35 grados y el invierno de temperaturas bajo el grado cero.

También existen dos tipos de aceite: los minerales y los sintéticos. La diferencia radica en que cada vez son más los coches nuevos que usan el sintético o semi-sintético que se obtienen directamente del petróleo y los minerales se les agregan aditivos, lo bueno de estos últimos es que son los que “mayor compatibilidad”, por decirlo así, tienen.

Instrucciones

¿Cuándo y cómo debo cambiar el aceite de mi coche? Guía paso a paso

cuando-cambiar-el-aceite-del-coche

Teniendo estos conocimientos, debes saber que el cambio de aceite debe hacerse cada 5000 Km aproximadamente. Aunque gracias a los nuevos métodos, los aceites sintéticos pueden aguantar hasta 20000 Km de recorrido.

Podríamos hacer esta pequeña relación:

  • Coches viejos (y que usen aceite mineral): cada 5000 Km aproximadamente.
  • Coches no tan viejos (10-15 años):  cada 7000 Km o 10000 Km.
  • Coches modernos (con aceites sintéticos): hasta 20000 Km.

Eso sí, nunca dejes pasar más de 25000 o 30000 Km sin hacerle un cambio de aceite a tu coche. El hecho de que tu coche no tenga un aceite que esté cumpliendo con sus funciones plenamente puede causar daños graves como que este comience a desgastarse prematuramente, por lo que iniciarán los problemas por todos lados.

Una de las mayores preguntas es cómo debe hacerse el cambio de aceite: si lo haces en invierno (en lugares donde afecta el invierno de mayor manera) debes encender el coche para que el aceite pueda fluir de manera correcta y recuerda que la técnica (si aspirando o por el cárter) dependerá de la forma y diseño del cárter.

El cambio lo puedes hacer tú mismo, pero te recomendamos que veas las dos opciones que te recomendamos:

Llevar tu coche a un taller

  1. Es la manera más sencilla y lo más recomendable, sobre todo si no sabes mucho de coches.
  2. Escoge un taller que sea autorizado por la marca o uno de confianza. No te tomes esto a la ligera. Recuerda también cambiar el filtro de aceite, que no siempre se recomienda cambiar pero que es también muy importante.
  3. Tienes dos opciones: una es más económica, que es llevar tú mismo el aceite y poder escoger o utilizar la recomendación del mecánico o la de la marca.

Hecho esto, espera a que los mecánicos hagan el cambio y listo, eso sí, recuerda apuntar en un papel el kilometraje que tiene tu coche al momento del cambio, para así llevar el control.

Hacerlo tú mismo

Es la manera más complicada y no es recomendable, aunque es más barata. Y recuerda siempre respetar el medio ambiente y no verter inadecuadamente tus residuos.

Necesitarás lo siguiente:

  • Una llave ajustable.
  • Varias llaves fijas.
  • Bidones de plástico, como mínimo dos, para verter el aceite viejo.
  • Un embudo y el aceite nuevo.
  • Si lo prefieres (es lo recomendable siempre) cambiar el filtro también.

Teniendo esto, sigue los siguientes pasos:

  1. Deberás quitar en primer lugar las “tapas” o cubiertas de la parte inferior del coche. Esto si no se hará el cambio por aspiración.
  2. El tapón para cambiar en el aceite se encuentra en la parte trasera, en el fondo del motor. Debes quitar primero el filtro con la ayuda de una llave y ya para estos momentos debe estar posicionado uno de los bidones para verter el aceite viejo.
  3. Vacía el filtro y retira el tapón inferior para que comience a caer también el aceite que no estaba en el filtro. Déjalo por unos minutos y espera a que se vacíe todo.
  4. Comienza a verter el aceite nuevo y no olvides hacerlo con ayuda del embudo.
  5. Recuerda estar siempre controlando el nivel con la varilla y, al final del proceso, volver a colocar la tapa o cubierta protectora de la parte inferior del coche ¡Acabas de hacer un cambio de aceite a tu coche!

Consejos

Un momento: ¡no te vayas sin estos consejos!

  • Lo mejor que puedes hacer si no sabes qué aceite escoger es dirigirte a una tienda de automóviles o a un mecánico o taller de confianza y preguntar por un criterio neutro, que se ajuste a tus necesidades.
  • Nunca olvides controlar el nivel del aceite cada tanto con la varilla, esto te ayudará a saber si tu coche necesita un cambio de aceite o no y si existen anomalías o gastos excesivos de aceite.
  • SI decides hacer el cambio de aceite tú mismo, debes siempre tener en consideración el medio ambiente y llevar el aceite viejo a que se reutilice o recicle, existen en muchas Comunidades Autónomas españolas puntos limpios en donde puedes llevar residuos para que se traten de manera adecuada.
  • Por supuesto… Nunca dejes de lado el manual de instrucciones de tu coche, ya que es una especie de Biblia para tu coche, así que ¡no inventes sin saber!

Para concluir, esperamos que te haya gustado este artículo y que te haya sido de mucha ayuda… ¿Tu coche necesita un cambio?

¿Te ha gustado?