Contenido del Artículo

Todos los que tienen un automóvil saben que cuando se lleva el coche al taller y dan la mala noticia de que hay que cambiar el embrague del coche, el corazón se acelera y entra casi, un pánico repentino. Porque sí, cómo cambiar el embrague del coche tal vez no sea importante porque se lleva al taller y lo hacen los mecánicos, pero hay que pagarlo y no, no es barato precisamente. De hecho, uno de los mayores problemas, es la diferencia tan abismal de unos talleres a otros y depende también, del coche que tengamos.

Por ejemplo, como muy económico, pueden cobrar por un cambio de embrague doscientos euros, pero eso es teniendo en cuenta que sea un coche muy básico, viejo… porque un coche moderno, puede ascender (y repetimos que dependiendo del taller mecánico y marca del automóvil) de los seiscientos euros hasta los mil y pico que se llegan a cobrar. Es mucho dinero, sí. Así que cuanto más cuidemos el coche y le hagamos durar, mejor.

También está la posibilidad (que cada vez se está viendo más) de poder alquilar un box en un taller y que seas tú mismo, quien cambie el embrague de su coche. Esto, evidentemente, suelen hacerlo personas que saben de mecánica, que son mecánicos o directamente, que tienen amigos/conocidos o familiares que saben y se lo hacen sin cobrarles. Sólo compran las piezas necesarias y alquilan las maquinas y el box. Desde luego, sale muchísimo más barato. Eso sí, ante cualquier duda y si no sabéis ni sois profesionales, llevadlo a un taller mecánico (acreditado) para que os hagan las reparaciones del embrague. No es nada sencillo, consta de muchas piezas, hay que quitarlas, reparar y volver a conectarlo todo tal y como estaba. Cualquier cosa mal puesta o sin conectar de nuevo, puede dañar seriamente el coche y estropearlo para siempre. No siempre lo más barato es lo mejor y con un coche, no hay que jugársela. Intentad llevarlo a las revisiones y cuidar la conducción. Sólo con eso, notareis la diferencia.

Instrucciones

  1. Hay que saber cuándo se debe cambiar porque, aunque hay indicios que ya nos dice que algo no va bien, debemos darnos cuenta e intentar llevarlo cuanto antes, para que el problema no termine siendo mucho peor y el coche sufra graves problemas. Puede estropearse seriamente el coche y quedar dañado y subir la factura muchísimo.
  2. El embrague se cambia siempre, cuando empieza a dar señales de que está estropeándose, se ha dañado, etc. Si no, no es necesario hacerlo.
  3. ¿Cómo podemos detectar de que hay que cambiar el embrague? Cuando empecemos a notar que, a la hora de meter las marchas, empiezan a rascar. Fijaros cuando metáis una marcha, si os cuesta o escucháis un ruido (porque el coche sube de revoluciones, pero no acelera), es que el embrague está dañado.
  4. Otros datos que pueden avisarnos de un mantenimiento y que nos lo miren o que puede dar signos de cambio de embrague, es con el kilometraje. Hay que fijarse. Un coche por lo general, cuando lleva muchos kilómetros hechos se le tiene que cambiar el embrague. Por ejemplo, ¿Cuántos serían los idóneos para cambiarlo? A partir de los 200000 kilómetros, o así.
  5. ¿Se puede obviar el embrague? Desde luego, no. Son piezas que a simple vista no se ven, pero son importantísimas. Es más, es fundamental el embrague en un coche. Es la pieza que tiene como función, el poder meter las marchas del coche. Sin esta pieza, el coche no funciona.
  6. Dependiendo del tipo de volante, puede costarte la reparación mucho más dinero. Eso suele ocurrir cuando son volantes bimasa.
  7. El motivo de este tipo de volante es que directamente, el volante bimasa, va apoyado sobre el embrague. Está hecho de esta manera para que las vibraciones por la inercia (que se producen por la combustión del cilindro) no pasen por la caja de cambios. Es uno de los cambios más costosos de hecho, contad que aunque no lo parezca, tiene mucho trabajo. Se tiene que quitar el volante y la caja de cambios y se llega al embrague para cambiarlo. Sólo el hecho de cambiar el volante (el de este tipo) son fijos, casi seiscientos euros. A parte, sumad el cambio del embrague y el tiempo que esté el mecánico… mil euros serán seguros.
  8. Dicho de una manera resumida y rápida para que sepáis cómo podéis cambiar el embrague sería esto: se tiene que elevar el coche. Imprescindible para poder trabajar. Se hace con un gato hidráulico o una grúa hidráulica, inclusive, con unos pilares de soporte fijo.
  9. Después se le quita la rueda izquierda delantera y se le desconecta la batería. Para desconectarla, hay q que buscarla en el capó (donde está), se le quita el terminal negativo (color negro) y luego el positivo (color rojo). El orden siempre es importante. Se le quitan las dos ruedas delanteras con la llave de cruz (necesaria) y se le quitan uno de los tornillos.
  10. Se le van quitando todas las piezas que vayáis encontrándoos que estén conectadas al embrague. Por lo general, os podréis ir encontrando con: la caja de cambios, el control del embrague, el motor de arranque, la transmisión y los sensores de la caja de cambios.
  11. No hemos terminado todavía… también se deberá quitar el plato y el disco del embrague (como veis, lleva su tiempo). El plato del embrague lo reconoceréis porque tiene seis tornillos. Hay que quitarlos todos para poder sacarlo.
  12. Se limpia el volante motor (seguramente estará oxidado) con una lija se limpia, pero hay que tener cuidado porque si se rompe, la consecuencia será que habrá que comprar otro nuevo y son casi seiscientos euros.
  13. Hecho esto, se puede ya montar el nuevo disco del embrague.
  14. Coloca un nuevo cojinete (al quitar la caja seguro que quitaste o deberías haberlo hecho, el cojinete) coloca el nuevo.
  15. Y empieza de nuevo, con todas las piezas sentido a la inversa. Sumamente importante, hacerlo en el mismo orden y las piezas todas correctas. Un solo fallo puede dar al traste con tu coche.
  16. Cuando estén todas las piezas montadas, arranca el motor y pruebas el embrague.
  17. Lo realmente importante de todo esto con el embrague es saber cuándo hay que cambiarlo para evitar una reparación mayor y gastar más dinero. A todo lo anteriormente dicho, hay que tener en cuenta los kilómetros útiles del embrague. Por eso es muy importante conducir adecuadamente, cuidarlo y así, intentar que dure más.
  18. Por lo general, la vida útil del embrague son unos 150000kilómetros/200000km. Teniendo en cuenta su vida útil, hay piezas que desgastan más y más rápidamente. Depende de los kilómetros que hagáis con el coche y éstas son siempre, los discos del embrague. Lo que suele ocurrirle es que se va gastando y pierde grosor. Si se va gastando, va perdiendo presión y al final, se nota.
  19. Si notáis que, a la hora de meter las marchas, empiezan a rascar o no va correctamente, no lo forcéis y no hagáis caso omiso. Si vais forzándolo más sólo conseguiréis que el plato se termine quemando.
  20. Lo que podéis hacer como conductores es intentar llevar una buena conducción para que dure lo máximo posible. Evitad las acciones de patinaje, que son aquellas en donde se tarda bastante en levantar el pie del embrague mientras estáis acelerando y cambiáis de marcha. Las aceleraciones inadecuadas también fuerzan mucho, subir las pendientes, adelantar…

Que Necesitas

  • Tener coche.
  • Tener nociones de mecánica para poder hacer cambio de piezas y sacar todas las piezas para después volverlas a conectar correctamente.
  • Tener las piezas nuevas para repararlo y hacer el cambio.
  • Un gato hidráulico.
  • Caballetes.
  • En caso de no haber un gato hidráulico, una grúa hidráulica o un aparato que sirva para subir el coche.
  • Un extractor de rótulas.
  • Una bandeja de vaciado.
  • Se necesitará un centrador de embrague.
  • Caja de herramientas: una lija, una llave de cruz, una llave de carraca, una llave torx, una dinamométrica, destornilladores, etc.
  • Un par de guantes.

Consejos

Es importante, hacer las revisiones periódicas al coche para evitar que, tras ir gastándose el embrague, termine por romperse o romperse piezas adyacentes. En esos casos, puede incluso ser catastrófico para el coche.

También, como truco para ahorrar y sólo en casos de que seáis mecánicos o tengáis a un familiar o alguien cercano, os puede salir mucho más económico, poder alquilar los talleres donde también además en muchos os alquilan hasta el instrumental que podáis necesitar y hacéis todos los cambios vosotros mismos. Sólo pagareis las piezas nuevas. Eso sí, si no sabéis lo más mínimo de mecánica, ni se os ocurra. No sólo es peligroso, porque hay que subir el coche en alto para poder trabajar bien, sino que hay que cambiar muchas piezas y después, hay que montarlas en el mismo orden y sin olvidarse de conectar nada. Un solo fallo y puede dar al traste con el coche.

Aquí, podéis ver cómo cuidar el embrague de un coche, para intentar que os dure el máximo tiempo posible sin dejaros un dineral en reparaciones.

 

 

¿Te ha gustado?