El embrague del coche es una de las piezas más importantes que tiene. Su tarea consiste en realizar el cambio de marchas en sincronización con la palanca de cambios.

Para accionarlo, se deberá pisar una palanca, se debe pisar para cambiar de unas marchas a otras, por éste motivo es una pieza vital que si se estropea nos puede dejar tirados en una marcha o dificultarnos el cambio a otra.

Pero por desgracia, el embrague es una pieza que se puede desgastar fácilmente. Entre que lo estamos utilizando constantemente y que no lo hagamos del todo correctamente debido a los vicios al conducir.

Aunque llegue un día que con el uso se acabe rompiendo, si se siguen unas pautas adecuadas, se puede aprender a cuidar ésta pequeña pieza del coche. Únicamente limítate a seguir las instrucciones dadas en éste artículo y te durará muchos más años.

¿Que necesitas para cuidar el embrague de un coche?

  • Tener coche.
  • Tener carnet de conducir.

Instrucciones para cuidar el embrague de un coche

  1. Cambiar bien las marchas:
    Aunque tengas el carnet de conducir, no quiere decir que seas un conductor perfecto. No me malinterpretes, lo que quiero decirte es que cuando ya has aprobado la autoescuela te despreocupas de realizarlo todo perfecto, lo que hace que realices algunas cosas incorrectamente, como por ejemplo el tema del embrague lo cual lo desgasta. Para realizar un correcto cambio de marchas se deberá hacer lo siguiente.

    1. Apretar a fondo y meter la marcha: Para que el cambio sea limpio, aprieta a fondo y mete la marcha que quieras.
    2. No acelerar mientras está el embrague a tope: Cuando estés cambiando las marchas, nunca aprietes el acelerador ya que ésto es malísimo para tu vehículo, no solo para el embrague, sino para el motor.
    3. Soltar hasta la mitad: Una vez hayas cambiado, deberás soltar hasta la mitad el embrague, una vez esté suelto podrás comenzar a acelerar.
    4. Soltar poco a poco en sincronía: Una vez empieces a acelerar, deberás soltarlo poco a poco a la vez que aceleras. Acelera solo un pelín y vete soltando cada vez más el embrague hasta que salga del todo, todo ésto de manera lenta y contínua.
    5. Soltar: Ahora que ya está suelto, deberás no pisarlo más hasta que cambies de marcha.
      Cómo cuidar el embrague de un coche
  2. Evita los vicios:
    También deberás evitar los típicos “vicios” conduciendo, es decir, esas manías que se producen cuando ya hemos dejado la autoescuela.

    1. Pisar el embrague innecesariamente: Como ya he dicho, solo se debe pisar cuando haya que cambiar, sin embargo, muchas personas lo pisan sin querer cuando conducen porque dejan el pie ahí. Por éste motivo cuando llegues a las marchas largas o estés en punto muerto, quita el pie para que no pises el embrague hasta cuando te toque hacerlo.
    2. Acelerar demasiado: Otra tendencia es la de acelerar el coche a tope, incluso cuando está el embrague pisado a tope. En los coches actuales, el acelerador es muy sensible y con pisar un poco valdrá para coger velocidad.
    3. Subir pendientes con el embrague: En la autoescuela siempre decían que había que usar el freno de mano al tener que parar en una cuesta(por ejemplo en atasco). El problema es que muchas personas pisan el freno de pie y el embrague para pararse, lo cual desgasta mucho el pedal. En vez de eso pon el coche en punto muerto y tira del freno de mano.
      Cómo cuidar el embrague de un coche
  3. Mantenimiento del embrague:
    Además de tener precauciones, también se debe hacer un seguimiento y mantenimiento del embrague, ya que así evitaremos males mayores.Tienes que mirar el pedal del embrague, si tal que ves que no va bien deberás acudir al taller a engrasarlo para que vuelva a funcionar bien. También mira el disco del embrague que no esté desgastado y los cables de conexión entre la caja de cambios, el motor y el embrague.Cambia piezas si hace falta ya que si no lo haces podría derivar en peores problemas, como por ejemplo una rotura de caja de cambios.
    Cómo cuidar el embrague de un coche

Consejos para cuidar el embrague de un coche

  • Emergencia: Si se te rompe el embrague en mitad del trayecto hay una manera de meter marchas, de ésta manera podrás llevar el coche hasta el taller. Primero debemos acelerar el coche, soltar y rápidamente meter la marcha y volver a acelerar. Para la reducción de marcha se debe soltar bastante el acelerador o incluso frenar para no revolucionar el coche. Otra forma es arrancar el coche directamente en la segunda marcha, así saldrás y podrás circular a baja velocidad. Repito que ésto es solo recomendable en caso de emergencia y que lo aconsejable es siempre llamar a la grúa.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.