Darle brillo a tu coche es una de las cosas más importantes si somos personas que nos preocupamos mucho sobre la higiene y el cuidado de nuestro vehículo. Un coche que brilla sin duda marca la diferencia, siendo esto algo en lo que la mayoría de personas estaremos de acuerdo.

Un coche que brilla es un coche que la pintura tiene un brillo propio, tanto si lo ponemos al sol como si no. Esto hace que el coche parezca más caro, que parezca nuevo y que por lo tanto, parezca mucho más bonito y atractivo a nuestros ojos y al de los demás.

Estos dos artículos también te pueden interesar: Cómo Quitar Arañazos del Coche y Cómo utilizar una pulidora de coche.

Un coche que ha sido bien cuidado por lo general suele brillar, sin embargo, en algunas ocasiones esto no sucede así, ya que darle brillo a un coche no es tan fácil en muchas ocasiones.

Hay personas que han intentado darle brillo a un coche, pero que no han podido, ya que algunas características de este vehículo como por ejemplo su pintura requerían de unos cuidados que ellos desconocían. Otras personas han tratado de dar brillo a su coche y lo han logrado, pero ha desaparecido al poco tiempo.

Sea cual sea tu caso, está claro que darle brillo a tu coche es una prioridad y algo que debemos tener en cuenta para poder tener una salud de tu vehículo mucho mejor y sobre todo, una mejor estética.

Un coche bien cuidado es un coche que brilla o al menos así piensa la sociedad. Si quieres que tu coche luzca como nunca, puedes hacerlo brillar, ya que esto rejuvenecerá tu coche unos cuantos años y lucirá estupendo, aunque no haya sido comprado de forma reciente.

Lo malo es que esto no es tan sencillo, ya que hemos visto que muchas personas han fracasado de forma estrepitosa en esta tarea. Por este motivo, es necesario la explicación de cómo dar brillo a tu coche, la cual por supuesto se debe dar paso a paso y con todo lujo de detalles. Si sigues nuestra explicación, tu coche brillará, aunque no sepas nada de pintura y chapa.

Instrucciones para darle brillo a tu coche

  1. Limpieza de tu vehículo:
    El primer paso para que el coche brille te va a gustar, ya que es un paso que apenas requiere esfuerzo y que apenas requiere dinero. Se trata de lavar el coche, algo que va a conseguir quitar bastantes años de encima a tu vehículo de forma casi automática. La forma de lavarlo marcará la diferencia entre un coche brillante y un coche sucio y maloliente. Lavar el coche lo hemos hecho todos alguna vez, pero si quieres que el coche brille de una forma especial, vas a tener que lavarlo de vez en cuando, ya que así vas a aumentar muchísimo más el brillo y vas a hacer que el coche parezca nuevo si lo haces con la debida frecuencia. Repito que un buen lavado marca mucho la diferencia y no cuesta dinero, así que no dudes en hacerlo. Hay tres claves para lograr un gran lavado de un coche y que quede muy bien.

    1. Limpiar el coche en el túnel de lavado:
      Sin duda alguna, vamos a fiarnos primero de las máquinas, ya que el túnel de lavado es de los mejores inventos que existen. Este túnel aprovechará para lavar el coche de la forma correcta, eliminando así el polvo y la suciedad que rodean a tu coche y por supuesto consiguiendo que el coche brille por este motivo. Sin duda alguna, recomendamos que vayas al túnel de lavado al menos una vez al mes, acudiendo más veces si has andado por el monte o por lugares donde se levante mucho más polvo que de costumbre. Limpiar el coche en el túnel de lavado es barato y muchas veces se hace todo automático.
    2. Acabar con los bichos pegados:
      Los insectos siempre se nos quedan pegados en el coche cuando estamos conduciendo, sobre todo en el verano. Es muy común ver el coche lleno de insectos muertos en el parachoques y en otros lugares, los cuales hacen ver al coche sucio y sin brillar. Las heces de estos animales también son un problemas, las cuales además pueden estropear la pintura ya que están hechas de ácido úrico, un material que es muy corrosivo y que podría estropear tu coche en un abrir y cerrar de ojos. Por este motivo, debemos de acabar y limpiar con los bichos pegados y con las heces que estos dejan. El túnel de lavado muchas veces no es suficiente, así que vamos a tener que coger un trapo y hacerlo nosotros mismos, ya que así lograremos que no quede absolutamente nada de suciedad y que así podamos disfrutar de un vehículo más limpio y con menos suciedad, sin lugar a dudas.
    3. Lavar también por dentro:
      Un error muy frecuente en el lavado de vehículos es el lavado tan sólo por fuera, olvidándose por completo de hacerlo por dentro. Esto es un tremendo error, ya que si lavamos el coche tan sólo por fuera, vamos a ver que por dentro no va a brillar y se va a opacar el gran trabajo que hemos logrado limpiando y encerando nuestro coche. Por este motivo, debemos lavar nuestro coche por dentro para así lograr que este quede limpiado de la forma correcta y brille también por dentro. Además, vamos a notarlo, ya que como nosotros estamos en el interior del coche, vamos a sentirnos muchísimo más cómodos en la conducción y por lo tanto, mucho más satisfechos y felices con esto.
  2. Cera de coche para que brille:
    Ahora que ya tenemos el coche limpio, es la hora de darle un poco más de caña para que quede más limpio todavía y por lo tanto, más brillante. Si cuando lo hemos lavado correctamente aún no está brillando de la forma que queremos que lo haga, vamos a traer algo de cera de coche para hacer esto. Esta cera hace que el coche brille y tan sólo debemos aplicar la cera directamente sobre la carrocería, dejando que se seque y que se quede pegada al mismo. Esto va a causar que el coche tenga un brillo característico que haga que quede muy bien. Hay varios tipos de cera para distintos tipos de pintura, así que consulta con tu fabricante qué cera se adapta mejor a ti. Por norma general, la cera es más para coches antiguos que nuevos, ya que los nuevos suelen brillar con tan sólo ir al túnel de lavado, aunque por supuesto hay algunas excepciones en ambos casos.
  3. Reparar los arañazos:
    Aunque tengamos el coche limpio y encerado, vamos a tener el problema habitual de los arañazos en la pintura. Un arañazo es una marca en la pintura, un rallón que hace que el coche no se vea de la forma correcta y que por lo tanto, no tenga tanto brillo como nosotros queremos. La forma de solucionar esto es sencilla, arreglando en arañazo. En los casos más leves, se suele solucionar con uno de esos lápices correctores que venden en la teletienda. Sin embargo, en los casos más graves, vamos a tener que recurrir a otros métodos, como por ejemplo pintar el coche de nuevo y de esta forma, lograr que el coche tenga una pintura nueva y por lo tanto, muchísimo más brillante que de costumbre.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.