Últimamente hay dos términos que provienen del inglés que oímos mucho, se trata del Leasing y del Renting, dos términos que tienen que ver con los alquileres y que se escuchan mucho en el mundo empresarial.

Ambos términos son similares entre sí, ya que ambos tienen que ver con el alquiler de bienes como por ejemplo un coche. Lo malo es que mucha gente escucha estos términos y no sabe muy bien de que se tratan exactamente.

El alquiler de coches está a la orden del día en las empresas, ya que no todo el mundo se puede permitir pagar miles de euros por una flota de vehículos que solo vamos a utilizar durante un corto período de tiempo. De esta manera, el alquiler de coches es una buena forma de ahorrarnos dinero y de ahorrarnos impuestos.

También está de moda la financiación de los vehículos, es decir, de la posibilidad de pagar el vehículo y otros bienes en cómodos plazos. De esta manera, vamos a poder pagar todo poco a poco, sin tener que andar haciendo grandes sacrificios para pagar una cantidad enorme por un vehículo, lo cual mucha gente no puede hacer.

Por eso, el alquiler siempre está a la orden del día. Lo malo de esta subida es que términos de toda la vida como alquiler con opción a compra o prestar se han transformado en términos de habla inglesa como Leasing o Renting.

Esto para la gente que tiene pocos conocimientos en inglés puede ser un problema, ya que se van a perder cuando escuchen estas palabras y no van a saber bien cómo actuar a la hora de hacer un alquiler correctamente. Esto puede derivar desde en malentendidos, hasta en estafas por parte de los vendedores, aprovechándose de la ingenuidad del comprador.

Si no quieres que nadie te estafe o simplemente quieres conocer lo que significan estos términos, estás en el lugar correcto. Hoy te vamos a explicar todas sus diferencias, para que sepas bien cual es cual y no cometas el error de escoger el que no es, así que presta mucha atención si es que no lo estabas haciendo ya.

Instrucciones

  1. Leasing:
    Del primer sistema de alquiler de vehículos que vamos a hablar es del leasing. Esta palabra viene del inglés dejar y la traducción literal sería algo así como alquiler con opción a compra. Esta opción es muy usada por personas que quieran un coche para un período de tiempo de unos dos años, pero no saben si van a continuar con el después de haber pasado estos dos años. Vamos a verlo un poquito más detallado.

    1. Sistema:
      El sistema leasing que significa dejar funciona de la siguiente manera. Nosotros alquilamos un coche a un banco, el cual paga el coche y nos lo cede durante un tiempo, que normalmente es de dos años. Durante este tiempo, tendremos que pagar un alquiler, pero a cambio el coche será nuestro durante esos años. Una vez hayan pasado estos dos años, tendremos tres opciones, o comprar el coche(descontando lo ya pagado), o renovar el leasing otros dos años o dejar el coche y que el banco se lo quede, sin ningún coste adicional.
    2. Ventajas:
      Las principales ventajas de este sistema son que permiten tener un coche pero no pagarlo de golpe. Imagínate por ejemplo que tienes una empresa que se va a dedicar al sector del transporte y que va a necesitar una flota de camiones, para la cual no tienes dinero. Gracias al leasing vamos a poder hacer el trabajo de la flota de camiones y tener los camiones a precio de alquiler, pero en cambio, estos camiones son nuestros durante dos años. Si durante estos dos años los camiones han dado dinero, podremos comprarlos o seguir el contrato, si no han dado dinero, cerraremos sin pérdidas. También tiene ventajas fiscales, ya que en vez de cosiderarse un activo(algo que ocurre si el camión es nuestro), se considera un pasivo que genera gasto, lo que hará que paguemos menos impuestos.
    3. Desventajas:
      Aunque el leasing sea un sistema bastante bueno, también tiene su desventajas. Entre las más comunes tenemos el pagar todo lo relacionado con el coche, es decir, el seguro, el impuesto de circulación, los impuestos, las reparaciones del coche…Además el vehículo no es nuestro, así que si tenemos un siniestro, deberemos pagar el coche a la empresa que nos lo ha prestado, a menos que hayamos contratado un seguro a todo riesgo o haya sido culpa de otro(seguro a terceros del otro lo cubre).
      Diferencia entre Leasing y Renting
  2. Renting:
    Ahora vamos a hablar del renting, una actividad que es más común de lo que parece. El renting viene del inglés alquilar o rentar, es decir, que es el alquiler convencional de coches que todos conocemos, solo que esta vez lo vamos a hacer a largo plazo en vez de por unos pocos días. Vamos a estudiarlo un poco más a fondo.

    1. Sistema:
      El Renting funciona de una manera similar al leasing, es decir, que te entrega el coche durante un tiempo, pero esta vez solo te lo está dejando, es decir, que el coche no es tuyo. El renting es a largo plazo y no tiene opción de compra, es decir, que cuando se te acabe el plazo, debes devolver el coche al propietario del mismo, el cual si quiere te lo puede volver a alquilar pero no tiene por qué hacerlo.
    2. Ventajas:
      La principal ventaja del renting es el ahorro, ya que al no estar pagando seguro, gastos de circulación y mantenimiento, te vas a ahorrar mucho dinero a largo plazo, pagando mucho menos que en el leasing.Al igual que en el leasing, el renting tributa como gasto, así que puede ser que tengas una bajada en los impuestos a pagar a la hora de hacer la declaración de la renta.En el renting no estás atado a nada, pero debes cumplir el contrato de alquiler con la empresa, pudiéndolo ampliar si todo ha ido bien o renovar por un coche más moderno si así lo deseas.
    3. Desventajas:
      La principal desventaja del renting es la ventaja del leasing, es decir, que no puedes adquirir el coche cuando acabas el alquiler. En el renting, todo el dinero que pagas lo pierdes, ya que solo pagas porque te dejen el coche, no por adquirirlo más tarde. También ocurre que el coche no es tuyo, así que si lo dañas seguramente sufras algún tipo de penalización, excepto si es un accidente.
      Diferencia entre Leasing y Renting
  3. Diferencias clave:
    Estos tipos de alquiler tienen grandes diferencias que les hace ser dos tipos de alquiler completamente distintos. Para distinguir las diferencias entre un leasing y un renting, vamos a hacer el equivalente al leasing con un alquiler de un piso con opción a compra y el renting como un alquiler normal. En el alquiler con opción a compra, lo que vamos pagando se nos descuenta del precio final del producto, en el alquiler normal, en caso de querer comprar el producto, lo pagaríamos íntegro, es decir, que el producto no bajaría de valor aunque lo hayamos tenido alquilado. En un alquiler con opción a compra, no nos interesa cambiar de producto una vez acabado el alquiler, ya que ese dinero que hemos pagado nos le ahorramos y si cambiamos de producto lo vamos a perder. En el caso del alquiler normal, si cambiamos de producto no va a pasar nada, es decir, que como no vamos a ganar dinero, tampoco lo perderemos. Ahora volviendo el leasing y al renting, solo tienes que saber que el leasing es alquiler con opción a compra y el renting alquiler solamente. De esta manera sabrás solo con oír una de estas dos palabras las diferencias clave entre ambos tipos de alquiler.
    Diferencia entre Leasing y Renting

Consejos

  • Cual escoger en cada caso: Pues es una duda muy común, pero es una duda razonable, ya que es complicado saber exactamente que tipo de alquiler escoger a la hora de alquilar un coche. Si tu caso es que quieres cambiar de vehículo cada año, pasando a un vehículo nuevo, te aconsejo el renting, ya que en el leasing perderías dinero de la opción de compra del coche nuevo y pagarías más dinero. Si en cambio quieres montar un negocio que no sabes cuanto va a durar y necesitas un coche, la mejor opción es el leasing, ya que te va a permitir pagar el coche durante dos años y si no te sale bien deshacerte del mismo, pero si te sale bien, pagarlo por menos dinero. En el caso de las compras a particulares, la mejor manera de financiar un coche es el leasing, ya que aunque vayas a pagar un poquito más que en un préstamo bancario, también el riesgo baja. En primer lugar, solo vas a estar obligado a pagar dos años, ya que si luego no tienes dinero, lo devuelves y te quedas como estabas. En segundo lugar, podrás tener el coche solo los años que lo vayas a usar, pagándolo solo los años que necesitas. En el caso de una compra, al terminar de pagarlo tienes un coche antiguo que ya no vale nada.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.