Las llantas son la zona más propensa al sucio, y toda esa mugre opaca por completo la apariencia del coche.Después de haber aplazado un par de veces la tarea, notas la suciedad y te preguntas cómo limpiar las llantas rápido y sin complicaciones; además, ya sabes que los químicos y limpiadores para limpiar llantas son costosos.

Cómo limpiar las llantas

Ahora, con los sencillas instrucciones y consejos que te traemos en este post puedes lograr la pulcritud que deseas sin mucho esfuerzo. También, para que ahorres un poco, te enseñamos las maneras más sencillas de limpiar las llantas de tu coche de la forma más económica posible.

Instrucciones para limpiar las llantas

Existen varias formas para limpiar las llantas en tu propia casa, sin necesidad de ir a costosos servicios de lavado de coches. Sin embargo, ten en cuenta siempre que al limpiar las llantas debes tener especial cuidado de no maltratar los neumáticos.

Por ende, mejor no utilices muchos químicos y productos limpiadores de llantas pues son bastante abrasivos, por lo que podrían dañar tus neumáticos. Recuerda, hay productos que sirven tanto para limpiar y pulir las llantas como para los neumáticos, lee bien las indicaciones.

A continuación te enseñamos unas maneras sencillas y económicas para limpiar las llantas de tu coche.

Utiliza un limpiador de horno

  1. Consigue un producto limpiador de hornos, estos pueden costar tan solo 1 euro y los encuentras en cualquier supermercado.
  2. Toma en cuenta las indicaciones que traen estos productos para su propia aplicación.
  3. Esparce el producto por la superficie de la llanta, haciendo énfasis en las zonas más perjudicadas por el sucio.
  4. Pasados un par de minutos, comenzará a brotar espuma, eso quiere decir que el efecto limpiador se ha activado.
  5. En ese momento debes retirar el producto usando un trapo.
  6. Si frotas con fuerza mientras retiras el producto conseguirás un mejor efecto, más limpio y brillante.

Utiliza bicarbonato de sodio

Cómo limpiar las llantas

  1. Realiza una mezcla con bicarbonato y agua.
  2. Procura que la consistencia quede espesa, por lo que debes usar más bicarbonato que agua.
  3. La mezcla estará en su punto cuando obtengas la firmeza de una pasta grumosa.
  4. Luego debes conseguir un cepillo de cerdas duras, pero que no rayen el cromo de tus llantas.
  5. Con el cepillo y la mezcla de bicarbonato frota las llantas, haciendo énfasis en las zonas más sucias.
  6. Después de haber frotado, aplica generosamente el resto de la mezcla y deja reposar por unos minutos.
  7. Retira los restos de bicarbonato con abundante agua.
  8. Si es necesario replica para remover el sucio más impregnado.

Utiliza un limpiador especial para llantas

  1. Los limpiadores de llantas traen consigo unas instrucciones específicas para su aplicación.
  2. En todo caso, aplica el producto y deja reposar por unos minutos.
  3. Frota con un trapo o con un cepillo de cerdas duras si la suciedad está muy impregnada.
  4. Evita los cepillos de cerdas de acero porque podrían rayar la llanta o perforar el neumático.
  5. Mientras más te dediques a frotar mejor será el acabado.
  6. Luego de unos minutos, retira todo el producto con abundante agua, puedes utilizar la manguera del jardín para esto.

Técnica para limpiar la grasa de tus llantas

Si aparte del polvo, tus llantas están machadas de grasa, esta técnica es infalible para que luzcan relucientes.

  1. Lo primero que debes tener a mano es un bote del conocido multiusos WD-40.
  2. Rocía sobre la llanta directamente o sobre un trapo para frotar con este.
  3. El multiusos es muy poderoso, al pasar los minutos verás cómo grasa y mugre comienzan a escurrir.
  4. El WD-40 envuelve todo tipo de suciedad en una capa, haciendo que la mugre resbale de la superficie.
  5. Después de unos minutos de que la mugre haya empezado a gotear viene el momento de enjuagar el multiusos.
  6. Utiliza abundante agua y un jabón de pH neutro para eliminar todos los residuos del multiusos.
  7. Si lo deseas puedes fregotear con un cepillo para acelerar el enjuague retira los restos de jabón con más agua.
  8. Al finalizar el enjuague puedes aplicar una capa de WD-40 como si fuera un barniz.
  9. Esto evitará que el sucio se impregne rápido a tus llantas, pues el multiusos actúa como una película protectora.

¿Que necesitas para limpiar las llantas?

Para la limpieza con productos limpiadores de hornos

  • Un limpiador de hornos.
  • Un trapo de algodón, cepillo de cerdas duras o una esponja.
  • Abundante agua.
  • Guantes de látex o microfibras.

Para la limpieza con bicarbonato

  • Bicarbonato de sodio.
  • Agua.
  • Un jabón de ph neutro.
  • Un trapo de algodón, cepillo de cerdas duras o una esponja.

Para la limpieza con productos especiales para limpiar llantas

  • Cualquier limpiador especializado en lavado de llantas.
  • Un trapo de algodón, cepillo de cerdas duras o una esponja, según sugieran las indicaciones.
  • Guantes de látex o microfibras.
  • Agua.

Para limpiar las grasas de tus llantas

  • Un bote del multiusos WD-40.
  • Agua.
  • Un jabón de ph neutro.
  • Un trapo de algodón, cepillo de cerdas duras o una esponja.

Consejos para limpiar las llantas

  • Utiliza guantes que protejan tu piel de cualquier producto limpiador que emplees.
  • Evita todo contacto con las mucosas como ojos.
  • Si utilizas un limpiador de horno, evita el contacto con neumáticos porque podrían dañarlos.
  • No dejes actuar los productos por más tiempo del necesario porque podría arruinar el cromo.
  • Estos productos limpiadores de llantas no son aptos para la pintura del vehículo, cuida la pintura de tu coche evitando que entren en contacto.
  • El bicarbonato y el multiusos WD-40 sí puedes utilizarlos para lavar los neumáticos.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.