Ahora que quedan tan próximas las vacaciones de verano estamos seguros de que tienes unas ganas inmensas de subirte en tu moto y realizar un viaje largo. ¿Qué te parecería recorrer las carreteras del norte de España y disfrutar con sus inmaculados paisajes de vegetación? ¿O qué pensarías de ir al sur, a Cádiz, por ejemplo, y disfrutar de la playa dando largos paseos en moto? Lamentablemente, si no vives en ninguna de estas zonas no te queda más remedio que realizar un viaje para poder llegar a cualquier de ellas. Por suerte, el viajar en moto es tan agradable como el disfrutar de la llegada al lugar paradisiaco donde vayas a pasar tu rato.

¿Sabes cómo preparar la moto para viajar?

Es posible que no sepas cómo preparar la moto para viajar de manera adecuada y no sepas qué consideraciones has de tener en cuenta para que le viaje sea agradable, ameno, seguro y rápido. Desde doncomos queremos orientarte para que tengas claras cuáles son las prioridades y qué es lo que has de saber para que tu viaje en moto sea un camino de placer y no se convierta en una pesadilla. Si quieres saber cómo hacerlo, sólo necesitas seguir leyendo. ¡Comencemos!

vuajar

¿Que necesitas para preparar la moto para viajes?

Para preparar la moto para viajar vamos a necesitar

  • Leer el siguiente post
  • Tener una moto
  • Tener en cuenta los siguientes consejos

Instrucciones para preparar la moto para viajes

Paso a paso para preparar la moto para viajar

Parparar una moto para viajar tiene unos paso muy simulares a los que seguimos con nuestro vehículo cuando nos decidimos a realizar un viaje largo. Si lo piensas con detenimiento, se trata de pasos muy relacionado con el sentido común para cerciorarte de que cumples con todo lo establecido para estar seguro durante el viaje. Veamos a continuación los pasos más importantes que deberás de tener en cuenta.

  1. Haz una revisión completa. Con las motos sucede lo mismo que con los coches cuando vamos a realizar un viaje largo. Si normalmente acercas tu vehículo a un taller para hacerle una puesta a punto y asegurarte de que todo está correctamente, ¿por qué no hacer lo mismo con tu moto? Antes de hacer un viaje, acércala a un taller para que un mecánico profesional te asegure que todo está en orden.
  2. Revisa el aceite. Independientemente del número de kilómetros que vayas a realizar, siempre es recomendable que revises el aceite y te segures de que los niveles son correctos. De esta manera evitarás problemas en la carretera durante el trayecto. Revisa el aceite del motor y reponlo si se gasta. Ten en cuenta que siempre que realices un trayecto largo, el aceite se gastará. Igual que sucede con los coches, es conveniente que cambies el aceite pasado un tiempo. Lo habitual en las motos es hacerlo cada año, aunque todo dependerá del modelo que tengas. En estos casos es mejor consultar con un mecánico profesional que te pueda orientar a este respecto de una manera adecuada.
  3. No olvides echar un vistazo a la batería y comprobar que los neumáticos están bien. Es necesario que compruebes la presión de los neumáticos y su desgaste. No es conveniente meterse en un viaje largo de carretera sin asegúrate de que las ruedas están bien.
  4. Comprueba tanto el líquido refrigerante como el de frenos. Si el líquido refrigerante conserva un color verde o azul, estará en buen estado. Si el líquido de frenos está transparente, significa que no es necesario cambiarlo. Sin embargo, cuando el líquido de frenos adquiera una tonalidad parduzca es el momento de subsistirlo por uno nuevo. Revisa el resto de elementos, como las luces, la cadena, la batería o el filtro de aire.
  5. No olvides equiparte correctamente para tus desplazamientos. Utiliza un casco completo que cubra tu cara al máximo para obtener una mayor seguridad en la carretera. Y no te quedes simplemente con la idea del casco, el resto del cuerpo también debe de ir protegido. Piensa que, a diferencia de lo que sucede con un coche, una furgoneta o un camión, en caso de tener un accidente de tráfico será tu cuerpo el que directamente reciba el golpe. Por este motivo has de contar con un buen mono de motero, o bien un traje con protecciones, unos guantes de moto especiales para conducir y el calzado adecuado. Son piezas preparadas para protegerte y para ir cómodo hasta en los trayectos más largos. Podrás encontrar muchos modelos y de muy diferentes precios capaces de satisfacer las necesidades de todo tipo de clientes. No está de más que lleves ropa de recambio, aunque no es necesario que te excedas con ella. Te recomendamos utilizar camisetas viejas de las que no te importe deshacerte. De este modo podrás ir tirándolas conforme avance tu viaje y reducir el tamaño de tu maleta. Y no olvides, sobre todo, utilizar ropa interior cómoda. Si vas a conducir durante largas horas, no es de extrañar que conforme pasa el tiempo hasta la más mínima costura termine molestándote e irritando tu cuerpo.
  6. No olvides el equipaje. Una de las principales pegas de una moto es la dificultad inicial que puede tener el traslado de equipaje. Por suerte existen todo tipo de portaequipajes que puedes instalar en la parte trasera de tu motocicleta para poder viajar con todas tus pertenencias personales y no tener que renunciar a un viaje largo y divertido en moto. Tienes modelos de toda clase: los que van en la parte trasera, los que se ubican en los laterales a modo de alforjas e incluso unas fundas especiales que se adhieren al depósito de la moto. Revisa todas las modalidades y hazte con aquella que te resulte más cómoda y más adecuada para tu motocicleta.
  7. Recuerda repartir bien el peso entre los cofres y maletas que traslades. Un peso mal repartido puede desequilibrar la moto y terminar por provocarte un accidente. Existen modelos de maletas y cofres impermeabilizados para las épocas de frío y lluvia. No obstante, si cae mucha agua es muy probable que termine por filtrarse agua en su interior. Una manera de evitar este problema es envolver todas tus pertenencias en bolsas de plástico dentro de las maletas o cofres. De esta manera te asegurarás de que nada llegue mojado.Cómo preparar la moto para viajar

Consejos para preparar la moto para viajes

Un último consejo para preparar la moto para viajar

No olvides tu seguro, permiso de conducir y DNI, son documentos imprescindibles que siempre deberán de acompañarte para cualquier tipo de trayecto. Además, piensa también en llevar algo de comida y de bebida para hidratarte de cuando en cuando sin necesidad de tener que parar en una gasolinera o restaurante de carretera. Las barritas energéticas y las bebidas isotónicas, como el Gatoade o el Aquarius, pueden ser unas soluciones muy interesantes para evitar el desgaste físico que se sufre cuando se realizan muchas horas de trayecto en moto. Piensa también en realizar una serie de estiramientos antes de enfrentarte a un viaje en moto de larga duración. El cuerpo va a estar obligado a mantener una postura poco adecuada durante muchas horas, por lo que estirar previamente y prepararse físicamente puede ser una solución ideal para evitar posteriores dolores musculares y lograr así tener un viaje mucho menos cansado.

Cómo preparar la moto para viajar

Ya sólo nos resta desearte un buen viaje. ¡Que lo disfrutes!

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 33,33% le ha gustado.