El parque automovilístico evoluciona a un ritmo realmente acelerado. Las principales fábricas sacan constantemente nuevos modelos de coche al mercado que mejoran en gran medida a los anteriores y obligan a los conductores a reinventarse constantemente si quieren mantenerse actualizados. El cambio climático también afecta en sus decisiones con la llegada de los denominados coche híbridos.

¿Qué es comprar un coche?

A partir de 2020, en las grandes ciudades españolas, como Madrid y Barcelona, numerosos coches que sean altamente contaminantes no podrán entrar durante aquellos momentos en que los indicadores de contaminación sean especialmente altos. Por esta razón, muchas personas podrían optar por comprarse un coche. Hay diferentes formas de realizar dicha compra. Lo más habitual es desplazarnos a nuestro concesionario de confianza, preguntar por aquellos modelos que se adapten a nuestras necesidades y finalmente si el precio nos convence, adquirir que más nos guste. En los últimos tiempos se está produciendo un cambio de paradigma. El diésel es el carburante que más dióxido de carbono tira a la atmósfera. Por ello, ha pasado de ser uno de los coches más asequibles a nivel de precio a uno de los más caros. De hecho, numerosas marcas ya optan por no producir este tipo de automóvil por sus características tan nocivas. También es una acción de responsabilidad social corporativa a tener muy en cuenta para la imagen de una empresa.

Otro de los factores a tener muy en cuenta en la compra de coches es el funcionamiento del motor y la entrada cada vez más fuerte de los coches eléctricos, y a menor ritmo de los coches autónomos. La electricidad parece una de las fuentes de carburante más eficientes para el futuro. Aún es pronto ya que el precio es elevado y el nivel de carga de las baterías es bajo, pudiendo recorrer pocos kilómetros. Sin embargo, cada vez se van más coches de tipo eléctrico por las calles. Lo mismo ocurre con los coches autónomos, es decir, aquellos que se conducen solos. Están a nivel de prueba actualmente pero también parece que entrarán con fuerza en un futuro no muy lejano. El cambio climático y la búsqueda de nuevas fuentes de energía, cada vez más sostenibles, parece que son los principales elementos a tener en cuenta.

La entrada de aplicaciones como Wallapop también ha revolucionado la compra de coches. En muchas ocasiones, y especialmente en aquellas personas jóvenes que empiezan a conducir y no pueden permitirse comprar un coche nuevo ya sea por el precio del propio monoplaza o por el alto precio de un seguro para alguien joven que está empezando, también ha revolucionado este sector. Se puede comprar un coche de segunda mano a un menor precio, aunque en este caso será especialmente importante quedar con el propietario para probarlo y comprobar en el estado en que se encuentra. Las posibles reparaciones o cambios de piezas y el precio que esto pueda conllevar es uno de los principales problemas de este tipo de automóviles.

Beneficios de comprar un coche

Con todo, comprar un coche tiene enormes beneficios para todo aquel que decida correr con dicha inversión. Los más destacados son los siguientes:

  • Beneficiarse del plan PIVE. Renovar el coche y adquirir uno de kilómetro puede salirte a mejor precio si te beneficias del plan PIVE, por el cual el gobierno te subvenciona la compra de un monoplaza totalmente nuevo si das tu coche viejo.
  • Reducir el consumo de tu coche. Con el paso de los años, los coches van reduciendo sus niveles de consumo, con especial atención a los coches de tipo híbrido. Si optas por un monoplaza nuevo también reducirás su consumo.
  • Adaptarse a los nuevos criterios de contaminación. El contexto del cambio climático obliga a reinventarnos. En este sentido, será necesario adquirir un nuevo coche si se quiere cumplir con las exigencias de contaminación.
  • Evitar roturas y problemas mecánicos. Cuando la vida útil de los coches se acerca a su fin también son más habituales las roturas y problemas mecánicos que puedan sufrir los monoplazas. Así, será importante renovar periódicamente tu coche.

Siguiendo estos criterios conseguirás alargar la vida útil de tu monoplaza. Es especialmente importante medir correctamente cuando es necesario renovar el coche para poder realizar las menores inversiones posibles en cada uno de los coches que nos vayamos a comprar.

Consejos para elegir un coche

A la hora de comprar un coche hay muchos consejos que puedes tener en cuenta para tener un criterio adecuado para ello. Según datos proporcionados por Hacienda, el precio medio de un monoplaza en España ronda los 16.786 euros. Este es el primer dato que hay que tomar en consideración ya que según esté por encima o por debajo de este precio podremos establecer una primera criba para saber si es más caro o más barato que la media. También es importante calendarizar la inversión y tomarlo con tiempo. Según la marca, habrá fechas que será más rentable comprar que otras. En la mayoría de los casos, los finales de curso, o de trimestre, donde se debe hacer balance de las cuentas es más barato. Además, la red pone a nuestra disposición una fantástica plataforma para comparar los diferentes modelos y establecer los pros y las contras de cada uno. No hay excusa para no investigar y elegir aquel que más nos interese.

Lo más importante es tomarnos esto con tiempo, y no precipitarnos. Además de Internet, el contacto físico también es crucial. Debemos visitar concesionarios antes de tomar una decisión, probar el coche, informanos, preguntar todas nuestras dudas y a partir de aquí tomar la decisión final sobre que coche adquirir. Antes, además, es necesario tener claro aquello que queremos. Como más al detalle lleguemos más fácil será elaborar un presupuesto que resulte realista para nosotros. No hay que olvidar algunos gastos como la matriculación o el permiso de circulación, además de muchos extras que las casas quieren añadirnos y que podría elevar el precio final. Otro factor a tener muy en cuenta es el de la financiación. Cada vez son más habituales los pago a plazos. Preguntemos a la marca sobre las posibilidades que existen, e intentemos elegir aquella que nos resulte más adecuada para nuestro presupuesto y situación laboral. Quizás nos sale más rentable pagar un crédito durante algún tiempo,a antes de realizar algún tipo de amortización.

Con todo, comprar un coche es una decisión muy seria para tomársela totalmente a la ligera. Realizar correctamente este procedimiento nos permitirá un ahorro muy grande de dinero en los próximos años. Revisemos el consumo, las posibles revisiones que va a necesitar, factores tan insignificantes como si lleva correa de distribución que puede permitir ahorrarnos casi mil euros cada 100.000 kilómetros, así como los coches de la misma gama que ofrecen otras marcas, y la posibilidad de sufrir pinchazos que sea necesario arreglarlos. Si realizamos correctamente este trabajo podremos alargar su vida útil y evitar tener que repetir este procedimiento hasta al menos muchos años. No olvidemos también poner en órbita la posibilidad de monoplazas con otras fuentes energéticas como sería la electricidad o el biocombustible. Son más caros, pero a largo plazo, nos permitirá amortizar mucho dinero, especialmente los coches de tipo eléctrico, con enormes ventajas en nuestro país. Valora todos estos aspectos y acaba eligiendo aquel coche que más te guste  y disfruta con él al volante, junto a tu familia y tus amigos.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.