Las bicicletas son, sin lugar a dudas, uno de los medios de transporte más populares en la actualidad, siendo utilizadas tanto como medio de transporte cómo para la realización de la práctica deportiva.

Existen diferentes tipos de bicicletas, siendo cada una de ellas aptas para unas determinadas situaciones y circunstancias, siendo en todos los casos una gran opción para desplazarse sin tener que recurrir a algún tipo de vehículo contaminante para el medio ambiente.

Las bicicletas son un medio de transporte ecológico y que, además, tiene grandes beneficios para la salud. Andar en bicicleta tiene ventajas tanto a nivel físico como emocional.

Los orígenes de la bicicleta

Hoy en día ya no se concibe un mundo sin bicicleta, si bien, aunque es uno de los grandes inventos de la historia, no se conoce a ciencia cierta quién inventó la bicicleta, existiendo diferentes hipótesis al respecto.

Hay quienes aseguran que sus orígenes se remontan al Antiguo Egipto, cuando comenzaron a fabricarse algunos elementos rudimentarios que estaban integrados por una barra y dos ruedas unidas por esta. Sin embargo, otros aseguran que fue en China, dónde hubo un artefacto semejante pero fabricado con bambú. En todo caso, en ninguno de los dos casos se pueden definir como bicicleta.

En el siglo XV se asegura que hay escritos sobre la bicicleta asociados a Leonardo Da Vinci, si bien el primer documento que hay al respecto de un artefacto que puede considerarse una bicicleta se remonta a 1817, donde el alemán Karl Christian Ludwig Drais von Sauerbronn inventó el primer vehículo de dos ruedas, al que denomino «máquina andante».

Este fue el primer documento real y certero de la invención de la bicicleta, si bien carecía de pedales. Estos fundamentales para el desplazamiento con este vehículo tal y como lo conocemos actualmente. Aquel modelo se desplazaba con el movimiento de los pies del usuario en contacto con el suelo.

Tras este primer artefacto que aún no podía considerarse una bicicleta, el inventor francés Pierre Michaux, comenzó a evolucionarla, si bien aún seguía prescindiendo de los pedales para ejercer la propulsión necesaria para su movimiento.

En 1839 nace la primera bicicleta con pedales de la mano del escocés Kirkpatrick Macmillan, un vehículo de dos ruedas en la que destacaba el gran tamaño de la trasera con respecto a la delantera, y que además contaba con un manillas, pedales y una transmisión mecánica.

Aunque el escocés puede considerarse el inventor de la bicicleta, McMillan no llegó a patentar su invento, lo que propició que años más tarde, en 1846, fuese Gavin Dalzell de Lesmahagow quién se encargó de difundirlo. Esta circunstancia provocó que llegase a ser considerado su inventor durante 50 años.

En el año 1890, llegaba un desarrollo importante para la bicicleta. El inglés John Boyd Dunlop creó una cámara de caucho y tela que podía inflarse con aire y que se colocaba sobre la llanta. Este invento supuso una gran evolución para este medio de transporte, asemejándolo aún más a la actualidad.

Desde entonces ha continuado con una evolución constante. En el año 1885, el inglés John Kemp Starley continuó con la la evolución de este medio de transporte, que ya tenía un aspecto similar al actual.

En 1960 se inventó la bicicleta de pista en los Estados Unidos, una bicicleta especialmente para poder utilizarla en pistas y carreteras. Por su parte, a mediados de la década de los 70 se creaba, también en el país norteamericano, la bicicleta de montaña.

Desde entonces esta máquina ha experimentado diferentes cambios y desarrollos. En las últimas décadas se ha apostado por modificar tanto el concepto de bicicleta como los materiales utilizados para su construcción.

Los materiales empleados en la fabricación de bicicletas son cada vez más ligeros. Esto se debe a que, principalmente los ciclistas profesionales, demandan grandes prestaciones para poder desempeñarse de una mejor manera sobre ella.

Tipos de bicicletas

En la actualidad podemos encontrar los siguientes tipos de bicicletas:

  • De paseo: inglesa, holandesa, plegable, playera, eléctrica urbana
  • De montaña: cross country, enduro, de descenso, Fat Bike, e-Bike
  • Deportivas: de pista, de carretera, BMX

Cómo andar en bicicleta

Instrucciones

  1. Ajustar la bicicleta. Debes ajustar la bicicleta para que estés cómodo a la hora de poder utilizarla. La medida ideal te permitirá apoyar ambos pies en el suelo estando sentado.
  2. Encuentra un lugar para practicar: Para aprender es necesario buscar un lugar adecuado en el que haya pocos obstáculos, poca gente y sea lo más plano posible, ya que así será más sencillo dar sus primeros pasos encima de la bicicleta.
  3. Comenzar a rodar: En primer lugar, estando sentado sobre la bicicleta, debes impulsarte empujando el suelo con los pies, yendo poco a poco hasta que ya aprendas a rodar y puedas llegar al siguiente paso.
  4. Aprender el control y la dirección: Cuando ya domines el equilibrio encima de la bicicleta llega el momento de empezar a dirigirla y controlar los cambios de dirección y los giros. Para ello prueba a ir haciendo zigzag y, cuando puedas hacerlo sin apoyar los pies, podrás continuar con el aprendizaje.
  5. Aprender a frenar: Una vez domines los puntos anteriores será el momento de aprender a frenar, lo cual se puede practicar estableciendo una marca sobre la que se debe detener la bicicleta al llegar a la misma.
  6. Impulso con el pedal y realizar el pedaleo de forma continua: Aprende a impulsarte con los pedales en lugar de con los pies para ponerte en marcha, tratando de mantener el equilibrio con un pedaleo continuo. Al principio es normal perderlo pero con practica conseguirás desplazarte con fluidez y seguridad.

Que Necesitas

  • Tener una bicicleta de la talla apropiada. En función del uso que se le vaya a dar habrá que optar por un tipo u otro de bicicleta (bicicleta para niños, bicicletas de ruta, bicicletas de montaña (MTB), bicicletas urbanas, bicicletas híbridas…)

Consejos

  • A la hora de comprar una bicicleta se deben tener en cuenta diferentes aspectos, comenzando por la adquisición de un tipo de bicicleta que se corresponda con el tipo de uso que se le vaya a dar. En caso de duda, lo mejor es consultar al profesional de la tienda para que pueda recibir el correspondiente asesoramiento.
  • Si vas a andar en bicicleta es fundamental la utilización del casco por seguridad así como ir uniformado de la manera apropiada.
  • También existen bicicletas con motor que ofrecen una mayor comodidad al poder contar con una autonomía que pueden alcanzar entre 25 y 70 kilómetros en función de la batería de la misma.
¿Te ha gustado?