Desde que cumplimos los dieciocho años, y a veces antes, muchos españoles nos lanzamos ya a la carretera para conducir, ya sea un coche o una motocicleta o ciclomotor. Si es tu caso, desde entonces y mientras sigas conduciendo, estarás siempre acompañado por las señales de tráfico. Algunas de esas señales intentan informar o alertar al conductor o al peatón sobre lo que ocurre en la calzada. Otras lo que pretenden es que tomes precauciones, o avisarte de un riesgo especial en la vía.

Aunque los años pasen para todos, no es tan difícil recordar la mayoría de las señales de tráfico. Es fundamental que las conozcas bien, para así conducir de una manera segura y responsable. Además, evitarás alguna que otra multa o incluso la pérdida de puntos en el carnet de conducir. Si quieres saber más acerca del tema, en DonCómos te enseñamos cuáles son las señales de tráfico más utilizadas en España.

Qué son las señales de tráfico

A pesar de que seguramente sepas lo que son las señales de tráfico, nunca viene mal recordarlo de nuevo. Las señales de tráfico o de tránsito son unas imágenes que están situadas sobre carteles en la vía pública. Tanto sus símbolos como su forma y color varían según lo que nos quieran transmitir. El principal objetivo de todas las señales es alertar o informar tanto al conductor como al peatón de lo que ocurre en la carretera.

En base a eso, se deben tomar las precauciones que indiquen. Como podrás imaginar, su incumplimiento supone sanciones económicas en la gran mayoría de los casos. En el caso de los conductores, además de sanciones económicas podría conllevar la pérdida de puntos en el carnet de conducir. Aunque sea posible recuperar esos puntos perdidos, una conducción responsable y prudente hará que nunca seas penalizado.

señales

Tipos de señales de tráfico

Actualmente existe una cantidad de unas 150 a 200 señales de tráfico. Esta cantidad varia normalmente dependiendo del país en el que te encuentres. Según su objetivo, tendrán una forma y color distintos, y su incumplimiento supone una penalización para el infractor. Muchas veces ocurre que, cuando se conduce muy rápido, la concentración va disminuyendo. Por ello es importante conducir adecuadamente, para poder fijarte en todas las señales de tráfico. Es posible que la próxima señal con la que te cruces te advierta de una situación potencialmente peligrosa. Existen cuatro tipos principales: de peligro, de reglamentación, informativas y de obras.

Señales de advertencia de peligro

Como su propio nombre indica, te advierten de la proximidad de un peligro en la vía. Habitualmente tienen forma triangular, con el borde rojo y el fondo blanco. En su interior se encuentra el símbolo sobre el peligro del que advierten. Entre ellas se encuentran: intersección, semáforo, paso a nivel, curvas peligrosas, pavimento deslizante, paso de animales, viento transversal, circulación en los dos sentidos y otros peligros.

Señales de reglamentación

Este tipo de reglamentación indica las obligaciones, limitaciones o prohibiciones especiales que debes tener en cuenta al circular. En su mayoría tienen el fondo blanco y el borde rojo, pero existen seis grupos distintos:

  • Señales de prioridad: indican la prioridad de un vehículo u otro en las intersecciones o en los pasos estrechos. Por ejemplo, un ceda el paso.
  • Señales de restricción de paso: prohíben o limitan el acceso a determinados vehículos a partir de ese punto.
  • Otras señales de prohibición: prohíben determinadas acciones como giros y adelantamientos, así como restricciones de velocidad, parada o estacionamiento.
  • Señales de obligación: indican una norma de circulación obligatoria. Por ejemplo, circular en un determinado sentido o con las luces de cruce encendidas.
  • Fin de prohibición: indican el fin de las prohibiciones o restricciones de las anteriores señales.

Señales de indicación

Su finalidad es indicarte determinadas informaciones de utilidad, como el tipo de vía o su sentido. Por lo general están impresas en blanco sobre fondo azul, y tienen forma rectangular. Sin embargo, todas ellas se dividen en:

  • Indicaciones generales: te informan sobre el tipo de vía, la velocidad recomendad, el sentido de la vía y si se trata de una calzada sin salida.
  • Señalización de carriles: indican sobre el tipo de carril o carriles, sus restricciones…
  • Señales de servicio: te informan sobre los servicios que se encuentran en las proximidades.
  • Señales de orientación: aportan indicaciones sobre las localizaciones, direcciones, lugares de interés…
  • Paneles complementarios: expresan la distancia o la dirección desde la señal al lugar indicado.

Señales de obras

Se tratan de señalizaciones provisionales debido a obras en la vía por la que circulas. Son exactamente igual al resto de señales, con la única diferencia de que el fondo es de color amarillo.

señales

Otras señalizaciones

A parte de los cuatro grupos principales de señales de tráfico, también existen otros tipos de señalizaciones:

  • Señales del suelo: suelen tener forma de flecha, e informarte sobre la dirección que debes tomar en la vía.
  • Líneas blancas: sirven para dividir la calzada en carriles. Si la línea es discontinua, significa que se puede rebasar, por ejemplo para adelantar. Si por el contrario la línea está pintada de manera continua, está terminantemente prohibido que la rebases.
  • Señales luminosas semáforos: no se suele considerar una señal de tráfico como tal, pero conviene conocer sus significados.
    • Luz verde: puedes pasar o seguir adelante.
    • Luz ámbar: si te encontrabas en marcha antes de que cambiara a ese color, puedes continuar. Si no, es preferible que te detengas.
    • Luz roja: como todos sabemos, prohíbe terminantemente el paso.

Prioridad entre señales

A parte del significado de las señales, también será bastante importante que recuerdes la prioridad entre ellas. En cuanto a su aplicación, las señales de tráfico afectan a toda la anchura de la calzada por la que estés circulando. Además, si la señal es de reglamentación y está colocada junto a otra que indica el nombre de un poblado, ésta afectará a todo el poblado salvo que exista otra que indique lo contrario. Por ejemplo, una señal que indique el límite de velocidad en una población.

Además de eso, las distintas señalizaciones siguen por ley un orden concreto de prioridad:

  • Indicaciones u órdenes de las autoridades o agentes de tráfico: dichas órdenes tienen prioridad sobre todas las demás señales de tráfico, sean cuales sean. Por ejemplo, si te encuentras a un agente de tráfico al lado de un semáforo, la indicación que recibas del agente tendrá prioridad sobre el semáforo.
  • Señalización circunstancial: generalmente es la que se coloca cuando se están realizando obras en la calzada. Una señal que limitara la velocidad a 80 km/h en una autovía por obras tendría prioridad sobre la permanente de 120 km/h.
  • Semáforos: si se da el caso de que te encuentras con un semáforo en color ámbar intermitente y un STOP, deberás obedecer siempre al STOP. Esto se debe a que es la más restrictiva de las dos señalizaciones.
  • Señales verticales de circulación: en el caso de que dos señales restrictivas colocadas en el mismo lugar se contradijeran, predominaría la más restrictiva de ellas.
  • Señalizaciones horizontales marcas viales: son las señales que menos prioridad tienen de la lista. Por ejemplo, si te encuentras una señal de ceda el paso en el mismo lugar que una marca de STOP, deberás obedecer al ceda el paso.
¿Te ha gustado?